México es un país donde se discute mucho y se lee poco. Por eso, publicar un documento extenso es una de las formas más seguras de hacer una crítica severa sin adquirir enemigos. A este género “literario” pertenece el reciente trabajo de la OCDE llamado “Getting it Right”, un documento que incluye la descripción cruda de los principales problemas nacionales y algunas propuestas de política pública para el próximo sexenio. José Angel Gurría, secretario ejecutivo de la OCDE, no perdió la sonrisa en la presentación del informe. Tampoco perderá amigos, porque es un trabajo muy cuidado... además, porque hay pocos lectores.

La macroeconomía está bien, dice la OCDE, pero lo demás está lleno de focos rojos. En particular la seguridad pública, la impartición de justicia y el combate a la corrupción. Estos son algunos de los datos que presenta el trabajo: México ocupa el último lugar en combate a la corrupción de la OCDE, indica la gráfica 1.7; Las personas que dicen confiar en el gobierno bajaron de 41% en el 2005 hasta 28%, en el 2016, explica en la página 36.

México presenta los resultados más deficientes en seguridad entre los países de la OCDE, muestra el gráfico 3.2 del informe. La percepción de corrupción en el Poder Judicial se incrementó de 75% en 2006 a 83% en el 2016, dice en la página 43. Esto ocurrió a pesar de los esfuerzos de reforma del Poder Judicial.

La OCDE propone una reforma integral de las instituciones que deben respaldar el Estado de Derecho: sector de la justicia; servicios de la fiscalía y policías, entre otras. Recomienda armonizar mejor las funciones y responsabilidades de la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría, la Suprema Corte, y habla de una posible Secretaría de Justicia. Llama la atención que este organismo no se pronuncia sobre la Fiscalía Autónoma y, en cambio, hace una exhortación más bien esotérica: “aumentar la confianza en el gobierno al fortalecer la capacidad de respuesta, confiabilidad, apertura, integridad e imparcialidad de las instituciones públicas”.

Líneas arriba dije que la OCDE enfatiza la fortaleza macroeconómica de México, sin embargo, este “reconocimiento” va acompañado de algunas advertencias: “la recaudación actual sigue siendo insuficiente para sustentar las necesidades de inversión”, dice en la página 25. “La tasa de impuesto a las personas morales de México es elevada. Es 30%, muy por encima del promedio de la OCDE, de alrededor del 24 por ciento. Además en fechas recientes muchos países han reducido sus tasas de impuesto o planean hacerlo en el futuro cercano, lo que hará que las tasas de México se vean aún más elevadas, según los estándares internacionales”, advierte en la página 32.

La reforma fiscal de principios de este sexenio dio algunos resultados, pero será necesaria otra reforma fiscal, podemos deducir de lo que dice este informe en su capítulo dedicado a la política fiscal. Los autores Sonia Araujo, Bert Brys y Karolin Kilmeier no utilizan esa expresión, pero proponen cambios de tal magnitud que es claro que implican una reforma fiscal.

La OCDE propone aumentar los impuestos a la propiedad inmobiliaria; trabajar en esquemas que permitan cobrar más a quien más contamina y crear un impuesto a las herencias. También proponen reducir las exenciones en IVA e ISR y considerar la reducción gradual del impuesto a las empresas.

¿Más impuestos? Leyó usted bien. El gobierno está débil y necesita de nuestra contribución, para bajar impuestos a las empresas, entre otras cosas. Parece broma pero es serio, muy serio.

[email protected]

Luis Miguel González

Director General Editorial de El Economista

Caja Fuerte

Licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara. Estudió el Master de Periodismo en El País, en la Universidad Autónoma de Madrid en 1994, y una especialización en periodismo económico en la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha sido reportero, editor de negocios y director editorial del diario PÚBLICO de Guadalajara, y ha trabajado en los periódicos Siglo 21 y Milenio.

Se ha especializado en periodismo económico y en periodismo de investigación, y ha realizado estancias profesionales en Cinco Días de Madrid y San Antonio Express News, de San Antonio, Texas.