La OCDE firmo ayer un acuerdo de colaboración con el equipo de transición de Enrique Peña Nieto.

Con el lenguaje directo que lo caracteriza, José Ángel Gurría resumió en un par de frases un diagnóstico contundente: México ya habló en las urnas, es el momento de buscar la unidad.

El Secretario del Club de Ricos, como se conoce popularmente a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advirtió que en las campañas se quedan los mundos ideales en los que todo encaja y hoy es momento de reconocer que la realidad es más necia y más compleja.

Así de sencillo, así de claro es el panorama que tiene México.

El también exsecretario de Hacienda habló durante un acto en el que la OCDE firmó un acuerdo de colaboración con el equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Aunque las expresiones del exfuncionario mexicano fueron más políticas que económicas, destacó que la OCDE ha sido aliada estratégica de México desde hace 18 años y advirtió que esa organización ha realizado trabajos muy específicos para Japón, en relación con la reciente reforma fiscal, e Italia. Por su parte, el presidente electo Peña Nieto dijo que, aunque como Jefe del Ejecutivo no tendrá amigos, sí tendrá aliados como la OCDE.

Lo que dijo Gurría es totalmente cierto.

México ya definió qué rumbo político quiere seguir.

Y, luego de la ejemplar contienda electoral que organizó el IFE en su calidad de órgano ciudadano y después de la resolución del máximo tribunal electoral, es hora de que los mexicanos se unan alrededor de un proyecto que permita alcanzar una mayor tasa de crecimiento económico.

Una tasa de crecimiento alta y sostenida que derive en un mayor progreso económico y social para todos los mexicanos.

Que el Presidente electo opte por mantener la estabilidad macroeconómica y apueste por avanzar en las reformas estructurales habla de que está dispuesto a cumplir con sus promesas de campaña: hacer crecer la economía nacional a una tasa de 6% anual.

Y que desde el inicio haya firmado un compromiso para tener la asesoría de la OCDE para el diseño de las mejores prácticas de políticas públicas, sin lugar a dudas, habla de responsabilidad y de una estrategia económica definida.

Y todo ello, frente al escenario de crisis económica internacional, por supuesto, que genera tranquilidad.

OHL gana primer ?batalla legal

Esta semana, ha sido de buenas noticias para la constructora española OHL, que encabeza José Andrés de Oteyza.

Por una parte, ganó una batalla legal en contra del rescate del libramiento norte de Puebla, que resolvió el gobierno que encabeza Rafael Moreno Valle.

Y por la otra, Accival Casa de Bolsa reiteró la recomendación de compra sobre las acciones de OHL México.

El pasado lunes, OHL México informó a la Bolsa Mexicana de Valores sobre un fallo judicial favorable a los derechos de esa compañía sobre la concesión del libramiento norte de Puebla.

La Casa de Bolsa en conversación posterior con la emisora confirmó que OHL México registró que una corte federal del estado de Coahuila emitió un fallo en favor de la compañía.

En consecuencia, el estado de Puebla tiene 10 días para apelar la decisión de la corte federal del estado de Coahuila.

Si el gobierno de Puebla no apela, OHL mantendrá su concesión sobre el libramiento norte de Puebla, bajo las condiciones prevalecientes antes de mayo del 2012.

Sin embargo, si el estado de Puebla apela la decisión, las cortes emitirán un fallo final en los tres meses posteriores a la probable apelación del gobierno estatal.

Para Accival, OHL México se beneficiará de una política gubernamental favorable a la compañía y al sector y, por ello, ratifica su recomendación de compra de OHL México.

En las altas esferas del gobierno federal, la recomendación es que las partes lleguen a un acuerdo.

De cualquier modo, el pleito legal sigue vigente. Un acuerdo extralegal es una posibilidad.

Hasta ahora, la moneda sigue en el aire.

CUENTOS VERAS

Me aseguran en la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), que preside Tristán Canales, que el grupo MVS, que preside Joaquín Vargas, no tiene adeudo alguno con esa organización gremial. Que paga con puntualidad sus cuotas. O sea, que es falsa la versión contraria respecto del presunto impago de la radiodifusora de las cuotas a la CIRT, como se consignó ayer en este espacio. Corrijo el apunte y ofrezco una disculpa tanto a la CIRT como a MVS.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx