Nueva Bolsa

Recientemente, Central de Corretaje, entidad que solicitó autorización para operar una nueva Bolsa de valores en el país, informó que NASDAQ será el proveedor de infraestructura tecnológica de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Nos cuentan que será más barato operar y que el costo será menor al que tuvo la antigua Bolsa Mexicana de Valores. Lo cierto es que el servicio será provisto por NASDAQ y eso le da renombre a la naciente empresa. Sin embargo, en la BMV nos dicen que lo barato puede salir caro. Y es que en la BMV compraron un sistema informático que les tomó más tiempo del previsto y les salió más caro de lo presupuestado, además de que se le hicieron adecuaciones para generar una plataforma tropicalizada. El nuevo esquema que usará Biva es de un proveedor australiano y es muy general, por lo que tardará en acoplarse al mercado mexicano y las adecuaciones serán importantes. Incluso se piensa que la plataforma será rentada y por eso podrían cobrarse ciertos fees por cada transacción que se realice. En fin, veremos el próximo año cómo termina todo eso.

Taxi, joven

A los que les quieren ganar parte del negocio es a los de Uber, este servicio de taxis particulares. Resulta que Alphabet, la empresa que es parte de Google, creó una división llamada Google Car, que le hará ruido y buscará competirles.

Google Car es parte de la división Google X, y la finalidad de la nueva empresa es dar un servicio de transporte público. El proyecto que tiene seis años ha logrado recorrer más de 3.2 millones de kilómetros, de los cuales únicamente ha tenido 17 incidentes.

De acuerdo con Sergei Brin, cofundador de Google, el proyecto iniciará como un servicio para que los clientes conozcan los vehículos y posteriormente, si así lo desean, puedan adquirirlos.

En primera instancia, se considera iniciar en Austin, Texas y San Francisco. Con Google Car se prevé que pueda influir de manera significativa en el servicio de taxis y a su vez tomar parte del mercado de Uber y Lyft.

Lo cierto es que los de Uber tendrán que ponerse las pilas. Y ya que hablamos de Uber, nos referiremos a Travis Kalanick, CEO y fundador de la innovadora aplicación. Y es que de todos lados lo presionan para que la empresa cotice en el mercado bursátil. Incluso Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, comentó que la empresa de transporte está lista para hacerse pública y compartir los beneficios con otros inversores.

Kalanick ha dicho que es muy pronto para que Uber cotice en la Bolsa y que se requiere más tiempo. La dinámica ha cambiado y hay mucho dinero en el mercado privado. Lo cierto es que Uber, que fue fundada en el 2009, opera en más de 300 ciudades y dicen que vale nada más 50,000 millones de dólares, mucho más de lo que cuestan muchas empresas listadas en el mercado mexicano.

Hasta la cocina

Ya que estamos en épocas de dar y recibir, Grupo Vasconia, liderado por José Ramón Elizondo Anaya, recibió 305 millones de pesos con la venta de un bono a cinco años en la Bolsa Mexicana de Valores, el cual vence el 14 de diciembre del 2020.

El fabricante de artículos de aluminio y acero para el hogar tendrá que pagar un interés anual de 2.20 puntos porcentuales por arriba de la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio a 28 días a los inversionistas que adquirieron sus papeles en el mercado bursátil nacional.

Los recursos obtenidos de la colocación de los certificados bursátiles serán destinados para sustituir sus pasivos de la emisora y para usos corporativos en general, informaron.

La empresa ha diversificado su mercado y hace desde sartenes y ollas de presión hasta cuchillos y otros utensilios para la cocina.

Adicional a esta emisión, Grupo Vasconia reportó a los inversionistas en el mercado bursátil que tiene una deuda total por 865.7 millones de pesos al cierre de septiembre de este año.

De dicho monto, 69.2% está denominado en dólares, manteniendo una cobertura natural, proveniente de los ingresos que genera su división industrial, ante el riesgo cambiario.