Conforme se van acercando las últimas semanas del año, muchas personas dedicamos un momento de reflexión a evaluar los eventos acontecidos a lo largo de este 2016, reconocer los logros que fueron alcanzados, agradecer las bendiciones recibidas y establecer los propósitos que queremos cumplir para el año entrante.

En materia de responsabilidad social y sustentabilidad, en el Centro IDEARSE de la Universidad Anáhuac hicimos esta tarea, y aquí les compartimos nuestros deseos para el 2017, los cuales hemos decidido basar en algunos de los grandes retos que vemos a futuro:

  1. Que todas las personas sean valoradas y respetadas como personas, sin menoscabo alguno a su dignidad.
  2. Que la cultura de paz se imponga sobre el odio, la intolerancia, los conflictos y la discriminación.
  3. Que la promoción y el respeto de los derechos humanos pasen del discurso a la práctica diaria en todo tipo de organizaciones.
  4. Que finalmente se logre arrancar un proceso global para detener y revertir el cambio climático.
  5. Que se permita a ésta y las futuras generaciones disfrutar de un medio ambiente limpio, y se viva en armonía con la naturaleza.
  6. Que los procesos de inversión, producción y consumo sean cada vez más sustentables al considerar no sólo factores económicos, sino también los sociales y ambientales.
  7. Que la innovación, la investigación y el emprendimiento se enfoquen más en la satisfacción de las necesidades y el desarrollo integral de los grupos más vulnerables para construir una sociedad más incluyente y con menos desigualdad.
  8. Que la corrupción no encuentre cabida en una sociedad más comprometida con la ética, la transparencia y la justicia.
  9. Que la violencia y la inseguridad sean erradicadas de un entorno cada vez más armónico, solidario y seguro.

10Que la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) guíen las políticas públicas, las prácticas empresariales y las acciones de la sociedad civil para poder realmente hacer un cambio hacia el bien común de toda la humanidad.

Sin duda, muchos de estos deseos nos rebasan y requieren de un gran compromiso y colaboración de todos los sectores (público, privado y social) en el corto y largo plazos; pero estamos seguros de que pueden llegar a ser alcanzables si empezamos con nosotros mismos, en lo individual, y luchamos por hacerlo extensible a nuestras familias, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc. Lo importante es dar el primer paso, ¡aprovechemos este 2017 para hacerlo!

*Director del Centro IDEARSE para la Responsabilidad y Sustentabilidad de la Empresa de la Universidad Anáhuac.

Twitter: @J_ReyesIturbide y

@Centro_IDEARSE