En México viven actualmente 850,000 adultos mayores con algún tipo de demencia el Instituto Nacional de Geriatría. Al ritmo que crece su incidencia debido en parte al acelerado envejecimiento poblacional, se estima que llegarán a 3.5 millones de pacientes para el año 2050.

Es una enfermedad que inicialmente no se nota y no mata pero gradualmente va generando pérdida de capacidad intelectual hasta terminar en una dependencia absoluta hacia el cuidador. Además es de esas enfermedades que tienen un doble costo. Es muy fuerte el impacto familiar del alzheimer no sólo por la discapacidad del propio paciente sino porque se agregan los elevados costos para el cuidador. Aquí no tenemos bien cuantificados los costos sociales y económicos de los cuidadores pero hay referencias de otros países que los ubican demasiado elevados y por lo mismo son cubiertos por el propio sector público pues así se eficientiza este rubro de costo para el sistema. Y es que el desgaste de atender a una persona con alzheimer es tan fuerte que muchas veces el cuidador colapsa y muere antes que el propio enfermo.

La novedad es que si el Alzheimer se diagnostica tempranamente es posible actuar para ralentizar su progreso mediante terapias de estimulación e interacción social. Y en torno a esto se están haciendo prometedores estudios en el país.

La Institución de Asistencia Privada Alzheimer México, apoyada por la Fundación Monte de Piedad, trabaja en protocolos con diferentes instituciones de investigación buscando generar evidencia científica de esto y que ello derive en mayor conciencia sobre la importancia de estar atento a comportamientos de las personas mayores en la familia para ante señales específicas acudir con el neurólogo para hacer pruebas físicas y si es necesario estudios como una tomografía a fin de confirmar o desechar el riesgo.

Avanzar en ello sería un avance formidable porque reduciría costos al sistema de salud sobretodo con miras a la avalancha de enfermedades que evidentemente vendrá dada una población mexicana más vieja en las siguientes décadas.

De ahí la importancia de la labor de Alzheimer México, cuyo patronato es presidido por Lilia Groues Del Mazo, que recibió el Premio Nacional Monte de Piedad 2018, institución que al ver los resultados ahora también le está apoyando en replicar el modelo mediante franquicias sociales. Esta figura de franquicias sociales se usa mucho en otros países; en México ya existe legalmente pero apenas se empieza a utilizar adaptando el modelo comercial de franquicias privadas a las instituciones sin fines de lucro donde la rentabilidad es netamente social. Monte de Piedad detectó que en este caso hay una enorme oportunidad de potenciar los resultados que está logrando Alzheimer México en su única sede donde atiende a 42 pacientes, y se aspira a que las nuevas franquicias sociales logren los mismos resultados.

El Instituto Nacional de Neurología y Medicina Nuclear le refiere pacientes diagnosticados a Alzheimer México y ésta le da seguimiento y complementa la terapia. Dados sus óptimos resultados, Alzheimer México Ya está haciendo a su vez vínculos para protocolos de investigación con el Cinvestav y el Instituto Nacional de Psiquiatría.

El reto es contar con evidencia científica para que derive posteriormente en mejorar la atención de esta demencia.

Hay que destacar la labor de Monte de Piedad cuyo negocio prendario no tiene el objetivo de la rentabilidad económica, sino que como institución asistencial regida por la Junta de Asistencia Privada, enfoca sus ganancias a apoyar organizaciones que atienden a población vulnerable sin cobertura de salud, como por ejemplo oftalmológicas, de rehabilitación, de apoyo para quimioterapia, contra la desnutrición, así como al impulso de la educación con calidad.

En el último año otorgó donativos por 350 millones de pesos para distintas asociaciones que como Alzheimer México demuestran el impacto de sus resultados en la población atendida.

MaribelRamírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.