Como no se me ocurre un tema en particular sobre el cual escribir, aquí van algunas notas sueltas.

1. En el proceso de aprobación del presupuesto federal, los diputados se asignaron 20 millones de pesos a cada uno dizque para cumplir sus compromisos de campaña en sus respectivos distritos, recursos que en principio se deberían asignar a obras públicas, cultura, deporte, etcétera. Aunque se fijaron reglas para el ejercicio de estos recursos, dizque para evitar los moches, en materia de corrupción no hay límite a la imaginación para cómo darle la vuelta y obtener un beneficio personal. Por otra parte, ¿por qué se le asignaron 20 millones de pesos a los diputados de representación proporcional? Ellos no tienen ningún compromiso con ningún distrito electoral, ¿en qué se los van a gastar? La siempre presente opacidad en el ejercicio del gasto público.

2. Por fin una muy buena noticia. La masa salarial (trabajadores empleados multiplicado por las remuneraciones) tuvieron un alza significativa en el tercer trimestre del año, llegando a su nivel más elevado desde el 2008. El aumento del empleo así como una paulatina recuperación de las remuneraciones medias explican en gran medida el aumento del consumo interno, lo que ha ayudado a compensar la desaceleración del sector exportador y la contribución negativa al crecimiento del gasto público. Obviamente esto no es suficiente, por lo que la economía seguirá experimentando un crecimiento mediocre de 2.3% este año y, con suerte, uno cercano a 3% el próximo año.

3. Dada la evolución del empleo en Estados Unidos, con una tasa de desempleo que se situó en octubre en 5%, aumentó la probabilidad de que en su reunión de diciembre, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal decida, finalmente, aumentar la tasa de interés, a pesar de la recomendación del Fondo Monetario Internacional de no hacerlo. Ya veremos.

4. Se llegó a un acuerdo para modificar el sistema de pensiones de los trabajadores de Pemex. Ahora la edad de jubilación, en lugar de ser a los 55 años de edad, será a los 60. Un arreglo notoriamente inequitativo, vis a vis, con los empleados del sector privado que se jubilan a los 65 años, más el hecho de que su jubilación es de 100% de su salario, mientras que para los del sector privado, bajo la Ley del IMSS de 1973, es de sólo 80 por ciento. Ya no se diga de los que en su momento se jubilarán bajo el sistema de las afores, para ellos la tasa de remplazo será de sólo 40 por ciento. Más aún, a pesar de este arreglo, Pemex sigue siendo una empresa (productiva del Estado) que está quebrada.

5. Habiendo señalado que está en contra de la legalización de la mariguana, el presidente Peña convocó a un debate que organizará la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación. Dado que es altamente probable que próximamente se siente jurisprudencia en virtud del amparo concedido por la SCJN, lo que sigue no es debatir si se legaliza o no, sino analizar cuál es la regulación más eficiente de este mercado. Más aún, de inicio se debería de inmediato decretar el perdón para todos aquellos que están presos por haber consumido una droga siendo que, legalmente, el consumo no está tipificado como delito.

6. Se avanza en la desindizacion del salario mínimo, lo cual de por sí es una aberración. La pregunta: ¿por qué crear una nueva unidad de cuenta si ya tenemos los UDI?

[email protected]