Ya llegó, dentro de poco un tema será común en todas las mesas y las salas del país, habrá quienes digan a mí no me gusta el fut o quienes afirmen es sólo circo para distraernos , pero el hecho es que al menos la mitad de los mexicanos mayores de 18 años se dicen interesados en seguir el desarrollo del torneo, que iniciará el próximo 11 de junio y menos de uno de cada 10 dice interesarse por la política, ahí está la magnitud, mientras podemos hablar de campañas, discursos, del Presidente, de alianzas extrañas, de Greg Sánchez, del caso Paulette o de cualquier otro aspecto de la vida nacional, la mayoría de los mexicanos seguirán las noticias de las selecciones, de los juegos y de los jugadores. No sé decir si esto es positivo o negativo, tal vez es una pausa agradecible dentro de la tormenta de noticias preo­cupantes, cada quien tendrá su opinión, en mi caso, lo confieso, estaré con un ojo al gato y otro al garabato, porque me declaro aficionado al deporte y aliento la esperanza de que México haga un buen Mundial, esperanza más emotiva que racional, pero esperanza al fin.

Y como ya estoy hablando del Mundial, algunos datos de encuestas nacionales: el jugador del mundial más recordado hoy en México es Cristiano Ronaldo y esto ocurre porque las mujeres no ubican bien a Messi (¿alguien me lo explica?); de los jugadores mexicanos el jugador mas recordado es Cuauhtémoc Blanco, y eso que tal vez ni titular sea; sin embargo, son más quienes conocen el nombre del director técnico Javier Aguirre, quien hoy es más conocido que cualquiera de los secretarios de Estado, a pesar de que éstos llevan más tiempo en su puesto y en los medios. Siete de cada 10 mexicanos opinan o esperan lo mismo que yo, que haremos un buen papel e incluso 9% piensa que seremos campeones; 14% que estaremos en la final y 27% en la semifinal. ¡Vaya optimismo!

El favorito para ganar el Mundial es Brasil, seguido de España y después, contra toda clasificación de la FIFA, ubican a México, por arriba de Argentina, Italia, Alemania o los que se les ocurran, de ese tamaño es la esperanza que despierta cada cuatro años.

Como sea, el próximo 11 de junio inicia el Mundial de Futbol en Sudáfrica y justo, el primer juego enfrenta al local Sudáfrica contra la Selección Mexicana que ese día vestirá de negro, y para quienes creen que las encuestas pronostican triunfos (y lo digo con toda intención, al acercarse los procesos electorales) pueden estar tranquilos, 56% cree que México ganará, 25% que empatará y sólo 8% augura la derrota.

Y por último una pregunta. ¿Irá o no irá el Presidente al juego inaugural? Él empezó y la mayoría le dijo que sí fuera, la pregunta ahora es si la encuesta del portal de Presidencia era un plebiscito cibernético o sólo un divertimento de quien maneja ese medio.

Los 14 trimestres

El 1 de junio el Presidente cumple 14 trimestres de gobierno y no hay nada de que enorgullecernos aún, si tratáramos de clasificarlos de mejor a peor no hay ni por donde buscarle, no hay un solo trimestre en el que las noticias hayan favorecido el ánimo ciudadano, encontramos en este trimestre cierta mejoría en la opinión hacia la economía (aunque sigue siendo negativa, pero a cambio de una nueva ola de preocupación hacia la inseguridad y ahora hacia la suerte de nuestros migrantes. La evaluación hacia el Presidente no sufre grandes variaciones, pero sí baja el reconocimiento a sus logros en áreas de gobierno específicas.

Las 14 elecciones

Y tambien en cinco semanas, el país tendrá comicios en 14 entidades, de las cuales 12 renovarán gubernaturas. Aquí, en El Economista, Pepe Merino se ha encargado de resumir los detalles y los escenarios en cada uno, sabemos que la ventaja que el PRI tiene a nivel nacional en las preferencias y el deterioro de los otros partidos se está reflejando en esos estados y que por lo tanto se presenta el partido tricolor como el favorito a vencer.

Por mi actividad, quiero insistir en lo que llevo años empujando, eviten hacer pronósticos . Las encuestas permiten hacer escenarios cada uno con más o menor probabilidad, se habla así de que un candidato tiene más posibilidades de ganar, pero nunca se debe omitir que los demás también tienen alguna posibilidad (tal vez más de la que tiene México de ser campeón y aun así hay muchos que lo piensan). No importa la distancia, a fin de cuentas, el día de la elección los votantes salen y deciden en la soledad de la urna, las encuestas miden unas cosas muy distintas a una elección, las encuestas miden la preferencia que un ciudadano tiene y a veces la probabilidad de que esa preferencia se convierta en voto, pero para quienes aún pronostican con ellas y quienes todavía quieren que los encuestadores pronostiquemos la distancia con la que un partido ganará e incluso, después clasifican a los encuestadores de acuerdo con quien estuvo más cerca con su encuesta preelectoral, a todos ellos les pregunto:

¿Por qué creen que una encuesta preelectoral se debe parecer a una elección?