¿Qué nos espera éste 4 de julio? El deseo que sea una justa electoral competida, pese a los malos augurios.

Organizaciones sociales llaman al voto blanco o nulo. Ni siquiera ellos saben que es eso. No votar es dejar en manos de mapaches’’, tamaleros’, operadores del carrusel’’ o cerdos’’ y casi igual, junto con sus libertadores de los Institutos Electorales, incluyendo al IFE, para que sean los tribunales quienes califiquen comicios, claro siempre dentro de las reglas que pusieron sus creadores.

Como mexicano bien nacido, carente de dolo, educado en la cultura del esfuerzo, no del oportunismo o compadrazgo, ruego que pese a la difusión negra o abnegación que está en medios, redes y boca en boca, que no dejemos que otros decidan por nosotros. Esa es la fórmula para no seguir a expensas de discursos, diálogos, foros y análisis.

Los riesgos están ahí, en todo terreno. Se dice en las redes sociales, pagina WEB Mafia’’ que Saltiel Beltrán, hijo de Arturo Beltrán Leyva El Barbas o el Jefe de Jefes, abatido por infantes de marina de elite en diciembre del año pasado en Cuernavaca, Morelos, que fue levantado por un grupo rival y habrá refriegas.

Pero igual tienen el cardex inteligencia militar y naval que en Sinaloa, Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango y otras entidades que no tienen comicios, puede haber disturbios y enfrentamientos, ante la asunción del Sicariato’’ como llaman los especialistas a los de abajo que ya no respetan a los de arriba’’

.

Entre los informes obtenidos se cuenta que Saltiel Beltrán, fue levantado por un grupo armado contrario, que serían los capos del cártel del Pacífico: Joaquín El Chapo Guzmán, Ignacio Nacho Coronel, Ismael El Mayo Zambada y el capo de verdad: Juan José Esparragoza Morano El Azul.

Esto, porque supuestamente en el lujoso fraccionamiento de Bugambilias’’ de Zapopan, Jalisco, fue supuestamente secuestrado’’ Nacho Coronel, esto mientras en las últimas dos semanas, los cárteles de La Familia, Milenio y El Golfo, crearon La Resistencia’’ para confrontar al cártel del Pacífico, el más fuerte.

Mientras Ciudad Juárez, Tijuana y Los Zetas, terminan de concluir los acuerdos para enfrentar a La Resistencia’’ y El Pacífico’’, que tienen una guerra aparte.

COMMODATO

La Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) decidió aplicar su jurisdicción, aunque no jurídico-legal, presumió mandar al demonio y al caño una falló de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que obligaba a sacar de prisiones locales y federales a los revoltosos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT).

Los de la SSPF presumieron el músculo. Algo paso.

Al final Ignacio del Valle Medina, Héctor Galindo Gochicoa y Felipe Álvarez Hernández, quienes todavía tenían que enfrentar cuatro procesos, por ese simple hecho que vinculaba otros delitos aún de la causa penal 91/2006 por secuestro equiparado’’ era preocupante.

Los mencionado, por esto, seguirán en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número Uno Altiplano’’. Así es que los seguidores podían seguir esperando sentados. No saldrán, se dijo.

La SSPF salió mejor que la Procuraduría General de la República (PGR), al ser juez y parte en esta bronca, que la SCJN califico como un ataque a los movimientos sociales. Al final el que sabe mucho de leyes, nuestro Presidente, se piensa dijo ¿Qué hay que hacer? Pero como no tuvo eco, mejor espeto: ¡Que se vayan! ¡Hay problemas más fuertes que unos revoltosos’’.

¡Ojalá el lunes sea mejor que el fin de semana!