Gran desilusión causó en el sector salud el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) entregado el sábado por el secretario de Hacienda Carlos Urzúa al Congreso. Fue ampliamente decepcionante enterarse que no sólo no habrá mayor inversión a la atención en salud como era la expectativa, sino que en términos reales se propone una disminución.

El gasto programable plasmado en el ramo 12 destinado específicamente para el rubro de salud en el 2019 ascenderá a 123,209.4 millones de pesos. Frente a los 121,934.8 millones destinados en este 2018, da un ínfimo incremento de 0.1 por ciento.

Pero en términos reales es una reducción de 3.7%; esto es, descontando la pérdida del valor adquisitivo de la moneda indicado con una inflación de 4.72% estimada por Banxico.

¿Donde quedó entonces el anuncio de 25,000 millones de pesos adicionales para llevar adelante el plan de salud en el Sureste? No queda claro.

Si nos atenemos a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado viernes, lo que se entendieron fueron puras buenas noticias:

Que el presupuesto para salud aumentaría en 50,000 millones de pesos (25,000 millones para los primeros 8 estados y otro tanto para otros 8 estados en el segundo semestre); que el plan ahora sí es universalizar los servicios de salud; que se pedirá la intervención de la ONU en las licitaciones de medicamentos y equipos para evitar la corrupción; que ya no habrá cuadro básico porque se adquirirán todos los medicamentos sin importar su costo.

El problema es que a la hora de las cifras planteadas en el PPEF, las declaraciones del primer mandatario no quedaron sustentadas.

La ventana de esperanza que se abrió el viernes con el anuncio de que se destinarían 50,000 millones de pesos adicionales al rubro de salud, se cerró al siguiente día.

El sábado la noticia cambió a que habrá un nuevo recorte y el optimismo se fue por la borda.

En términos absolutos, incluyendo los recursos para IMSS, ISSSTE, Sedena, Pemex y demás organismos del sector, la cifra presupuestal suma 601,332.5 millones de pesos. Frente a los 591,168.4 millones del 2018, da un aumento de 1.7% en términos reales. Sin embargo, medido proporcionalmente frente al tamaño de nuestra economía, el resultado vuelve a ir a la baja pues la cifra desciende de 2.5 a 2.48% del PIB.

Quizá nos faltan explicaciones y conocer todos los detalles. También aún está por verse si los legisladores aprobarán tal cual la propuesta presupuestal o si se discutirá y cambiarán los números. Pero por lo pronto lo que plantea no da el mejor augurio para los pacientes.

Lo que sí será un hecho es que va para atrás la descentralización. Los estados ya no prestarán servicios de salud; la Federación se hará cargo de todo el sistema en un proceso paulatino de dos años.

Como parte de ello, el primer mandatario mencionó el viernes que se reformará el artículo cuarto de la Constitución, el cual justamente garantiza el derecho a la protección de la salud y establece la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general.

Amelaf se suma al plan de fármacos para todos

Los laboratorios nacionales de medicamentos se suman al llamado del Gobierno de encontrar fórmulas para que haya medicamentos para todos. Juan de Villafranca, director ejecutivo de Amelaf, plantea que están listos para apoyar; que la planta productora farmacéutica de capital nacional puede jugar un papel clave en ese anhelo del presidente López Obrador de lograr cobertura de fármacos para todo el que lo requiera; que sólo es cuestión de ver los cómos.

[email protected]

Twitter.com/MaribelRCoronel

MaribelRamírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.