Inicia el segundo semestre de 2020 y concluyen dos años de propuestas y acciones de la 4T. Al momento, a pesar de contar con el apoyo del Congreso y de un inmenso respaldo popular, no se han materializado los planteamientos que esperaba la ciudadanía y que requiere México. La economía, el desarrollo y la seguridad del país parecen no tener cambios y vislumbran un escenario poco promisorio.

Por un lado, en materia económica, el Producto Interno Bruto cayó 0.1% en 2019, el Indicador General de la Actividad Económica, recientemente publicado por el INEGI, reportó una caída de 17.3% en abril de 2020 y el cierre del año no es alentador. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estima un cierre con un decremento promedio de 2%, mientras otras instituciones pronostican una caída mayor. El Banco Mundial prevé una contracción de 7.5%, mientras Citibanamex de 8.4%. El 4% de crecimiento anual del PIB prometido por la 4T está muy lejos.

En cuanto al empleo, según el INEGI, en México hay casi 57 millones de personas económicamente activas. Más del 50% trabajan en la informalidad. El IMSS reporta 19.5 millones de empleos formales, de los cuales se generaron 342 mil en 2019, la mitad de los de 2018, pero en mayo de 2020 ya se habían perdido 838 mil. Además, hay casi siete millones de personas desempleadas o subocupadas, es decir, que están en búsqueda activa de trabajo por necesidad. El panorama para el cierre de 2020 es aún más adverso porque las expectativas globales y regionales del empleo son complicadas. La Organización Internacional del Trabajo estima que hacia el cierre de 2020 habrá una pérdida de empleos en la región de América Latina y el Caribe de entre 1.2% y 11.9%. La caída dependerá en gran medida de las acciones del gobierno, las cuales son escasas, aunque haya prometido crear dos millones de empleos en lo que resta del año.

Por otro lado, con base en lo publicado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, si bien entre el primer trimestre de 2019 y el de 2020 se redujo en 1.6% la pobreza laboral, principalmente por el incremento de 18.1% del salario mínimo, la pobreza en 2020 podría incluir a más de 10 millones de personas, comprendiendo personas que no estaban en situación vulnerable en 2018. El CONEVAL considera lo anterior debido a que los programas para la reactivación económica son insuficientes para atender a toda la población en riesgo, el enfoque de estos no es hacia la población en situación de pobreza y no hay apoyos específicos para quienes perdieron el empleo. A pesar de la prioridad que se ha marcado en los programas sociales del gobierno, la 4T en estos dos años atrae incrementos en las cifras de pobreza y vulnerabilidad.

Finalmente, la inseguridad no disminuye. Si bien homicidios dolosos reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública no muestran una tendencia al alza, tampoco muestran una tendencia a la baja. Sin embargo, no es prudente concluir que se están conteniendo los homicidios, cuando la tendencia tiene variaciones mensuales a lo largo de la serie. En mayo se tuvo una cifra de 2,913 homicidios dolosos, cifra por encima del promedio mensual de homicidios desde diciembre de 2019, el cual es de 2,896.

Adicionalmente, el INEGI reportó en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que, hacia marzo de 2020, el 73.4% de la población mayor a 18 años consideraba que vivir es su ciudad era inseguro. Cifra similar a la reportada hacia el cierre de 2018. La población en México tampoco percibe mejoría en el rubro de seguridad y las cifras más confiables al respecto, que son las reportadas por homicidios dolosos, no muestran mejoría.

El programa de gobierno de la 4T, tan anhelado por millones de personas, no tiene resultados positivos en los rubros que más impactan en la percepción y cotidianidad de las y los mexicanos. Los logros que este gobierno se ciñen a cambios de forma y de imagen, pero no de fondo. Los mismos problemas siguen afectando al pueblo mexicano y en algunos casos se han profundizado. Se requiere un golpe de timón por el bien de México. De no darse en los siguientes meses, éste será definido en las elecciones de 2021.

Twitter: @pedrolichtle