A pesar de los negros presagios que anticipan el estallido en México, con toda su fuerza, de las crisis siamesas: la sanitaria, por coronavirus y la económica, por el devastador impacto que provocará, el gobierno mexicano decidió no dar un golpe de timón.

En otras palabras, el gobierno lópezobradorista decidió mantener el rumbo que marcó desde que tomó el poder, a pesar del cambio radical de las condiciones económicas y sanitarias en el mundo y en nuestro país.

Frente a la severa crisis en los mercados financieros mundiales, provocada por la asombrosa expansión de la pandemia del coronavirus, y el inicio del contagio local de ese virus, el gobierno mexicano decidió apostar todo su capital económico y político a su intención de llevar a cabo lo que ha llamado la cuarta transformación en México, que incluye onerosos proyectos de infraestructura y amplios y caros programas sociales.

En el mensaje que emitió el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el formato de sus conferencias mañaneras, se notó incluso que la autoridad sanitaria pospuso al menos unas horas y cedió el anuncio del tránsito del contagio de importación a local al presidente de la República.

En los hechos, la autoridad sanitaria ha estado relegada y ha sido superada en la forma y en el fondo, por el jefe del Ejecutivo y sus tiempos políticos.

El gobierno mexicano ha sido rebasado por la reacción de la sociedad mexicana que decidió anticiparse para llevar a cabo el aislamiento. A contracorriente de la recomendación presidencial para que la población no dejara de abrazarse y reunirse, miles de mexicanos decidieron guarecerse en sus casas.

La tardía respuesta en materia sanitaria se ha replicado en la tardía y todavía ausente reacción en materia económica.

El grito desesperado de la Iniciativa Privada para que el gobierno mexicano, igual que los gobiernos de la mayoría de los países, dicte medidas de estímulo y amortiguamiento respecto del severo impacto económico negativo que está provocando ya el coronavirus, no ha sido atendido.

Tampoco han sido oídas las voces que recomiendan abandonar el objetivo de superávit primario e incluso incurrir en déficit.

El mensaje presidencial, en el ámbito económico, provocó más preocupación que tranquilidad.

Sin embargo, hay quienes consideran que será cuando se haga realidad el peor escenario, lo que provoque el golpe de timón que por ahora no se registró. ¿Será?

Atisbos

BANCOS.- Viene un golpe severo a la economía de los mexicanos y los bancos comienzan a reaccionar. La ABM presidida por Luis Niño de Rivera informó a la CNBV de Juan Pablo Graf una serie de apoyos a sus clientes que van desde el diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por cuatro meses y extensión a seis meses y saldos congelados sin cargo de intereses en créditos automotriz, personal y de nómina, tarjetas de crédito y microcrédito.

HSBC de Jorge Arce anunció que pospondrá hasta por seis meses pagos de capital e intereses; reducción del pago mensual y ampliación del plazo inicial y descuento en el saldo por pago anticipado. Banorte, encabezado por Carlos Hank González, anunció que diferirá cuatro meses los pagos de tarjeta de crédito, crédito automotriz, crédito de nómina, crédito hipotecario, crédito a pymes y crédito personal a aquellos clientes que así lo soliciten, al haberse visto afectados directa o indirectamente por el Covid-19. Por su parte, Citibanamex que dirige Manuel Romo, decidió suspender temporalmente sus actividades en 300 sucursales. La mayoría de las instituciones está fortaleciendo sus productos y servicios a través de aplicaciones por Internet además de sus cajeros automáticos.

Entiendo que apenas son las primeras reacciones y que conforme agrave la situación será mucho mayor su “responsabilidad social” y compromiso con sus clientes.

Del sector empresarial, destaca el anuncio del presidente de Grupo Carso, Carlos Slim, de donar 1,000 millones de pesos para apoyar combate al Covid-19

A ver.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor