Mintieron los autoproclamados voceros de familiares de los normalistas al anunciar que el gobierno federal aceptaría revisaran los cuarteles, pero muchos en los medios tienen miedo de ser políticamente incorrectos y denunciar la inmoral explotación de la tragedia de Iguala para fortalecer la ofensiva antiburguesa. Coordinados con la CETEG, quieren mayor inestabilidad política y social. Hace 12 meses la tolerancia se justificó por la urgencia de la aprobación de las reformas. No más. En algún momento, el gobierno peñista habrá de convencerse que gobernar es hacer descontentos. Sería gravísimo exponerse a que por llevar la fiesta en paz se expusieran como ya ocurrió en el pasado, a una inusitada desobediencia militar.

Errores de personas, no de partidos

Le decimos a la gente lo que quiere oír de los partidos: Son corruptos, impresentables, corrompen a la democracia , apenas unas pocas de las lindezas que se repiten a diario.

Quizá hay un error, pues los partidos son instituciones, organizaciones a las cuales por muy diversas razones se afilian las personas que integran su militancia. Las instituciones por sí mismas no cometen errores, los cometen las personas que integran sus militancias.

La tarea se facilitaría si el empeño se dedica a facilitar que a los partidos, a las organizaciones políticas, se afilien personas que, además de ideología e intereses, compartan valores como la honradez y la honorabilidad. Bastaría.

Delegados, riesgos de la democracia

En el llamado pasado autoritario del siglo pasado, los delegados en el Distrito Federal eran designados por el presidente de la República. En esas condiciones, tenían buen cuidado que no fuera a quejarse de ellos alguien relacionado con Los Pinos. El riesgo era el cese inmediato.

Eso, aunque muchos no lo crean, moderó a muchos no sólo ambiciosos, sino hasta codiciosos por lucrar con los bienes públicos. Ah, pero llegó la democracia. Ahora son elegidos por una maquinaria política que, desde hace 17 años, es imbatible. Y, a pesar de los abusos, de las corruptelas públicas y de las denuncias, los delegados son inamovibles. Cierto, son los riesgos de la democracia, pero algo habrá que hacer para descarrilas a las maquinarias políticas.

NOTAS EN REMOLINO

El caso Ficrea es un bombón para las comisiones legislativas que lo usarán para hacer campaña. La realidad, sin embargo, es tal que parece que tienen razón los neoyorquinos: nace uno cada minuto... No adelantemos vísperas, que la CNDH intervenga en el caso Tlatlaya es parte de su tarea. Lo interesante sería saber en qué peritajes basará sus conclusiones... Sigue campante el robo de hidrocarburos. Quizá, más que a vigilar los ductos de combustible habría que dedicar todos los recursos a seguir el dinero, quiénes venden lo robado y dónde. Seguir el dinero, pues... El PRI ya convocó al registro de aspirantes a la candidatura para gobernador de Baja California Sur. Empieza el registro el 22 de enero. Y a partir del 14 del próximo febrero habrá convención de delegados para elegir al candidato... Aunque hubo reacciones dubitativas, la percepción de los ciudadanos -ojo, de los ciudadanos-, no de los medios, es que en Ciudad Juárez sí se redujo en serio la inseguridad... Don Adolfo Orive Alba dio lecciones a los legisladores, al explicarles que la competitividad industrial de Alemania empezó en el siglo XIX, cuando juntaron fuerzas el Estado, la industria y la academia. Buena lección para los fundamentalistas...