Recuerdan el caso de 13 jóvenes del populoso barrio de Tepito levantados’’ en las narices de la Secretaria de Seguridad Pública (SSPDF), del bar Heaven’’ de la Zona Rosa en mayo del 2013, encontrados sus cuerpos en una fosa del rancho La Negra’’ de Tlalmanalco, Estado de México por investigación de PGR, que le ganó a la PGJDF y dio a conocer pericialmente eran ellos y el equipo argentino de Antropología Forense (EAAF), cuestionó.

Esos porteños expertos’’ junto con familiares de los jóvenes asesinados, tuvieron que aceptar la realidad, aun cuando se desconoció el trabajo de la Procuraduría General de la República (PGR), debutante en esa área criminalística, no así la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), que incluso por su exitosa labor ha sido llamada a respaldar’’ indagatorias en varios países de América Latina desde 1996.

No es choro. Se escribió esos hechos en El Sol de México’’ y El Economista’’, están ahí los textos, sujetos a auscultación, escarnio o fiscalización. Alfonso Quiroz Cuarón, no es un nombre nada más, sino el padre de la criminalística de México y forjador de peritos actuales de los que hay en el Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO), antes el noble Servicio Médico Forense (SEMEFO).

Hoy familiares de 43 desaparecidos de Ayotzinapa, aunque se diga son 42 y uno que sí lo reconocen como muerto’’, desde los hechos ocurridos en el lamentable suceso del 26 de septiembre del 2014 a la fecha, cuestionan todo, lo cual se entiende, porque las instituciones de procuración e impartición de justicia se ganaron’’ el descrédito, pero no se puede decir, que: nos vale madre todo’’ como lo sustentan ellos.

¡Cuidado, los argentinos están cobrando, no lo hacen gratis?

Saben que la USAID estadounidense, esa que puso recursos para la reforma de Justicia Penal que funcionará al 100% en 2018 en México e Iniciativa Mérida, respalda a las dos Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s) en ambos casos, el último que está a cargo de la denominada La Montaña’’, para continuar los cuestionamientos perversos del Big Stick’’ e influyendo en México y ellos no lo saben. Ese es trabajo de reporteros que no les suden las manos.

Que dice la PGR y sin darle beneficio de la duda, porque está más desprestigiada que nada, pero hay que ver, sostiene que: el equipo argentino en la investigación de los normalistas en hechos ocurridos en Iguala y Cocula dominaban disciplinas de antropología, criminalística y genética y no otros dictámenes, pero por el interés de familiares y defensores autorizados son parte de dictámenes’’.

Se les invitó’’ a las diligencias del Río San Juan, a ellos les intereso ir basurero de Cocula, que no niega validez jurídica a la otra diligencia, pese a lo que dicen los expertos’’ pamperos y se recuerda, que no son autoridad, porque solo cuentan con especialistas de antropología y genéticos, no hay compromiso de entregar evidencias en diligencias donde no se acreditaron.

Los sudamericanos no cuentan con peritos en balística, por tanto no es necesario estén presentes’’. Se han realizado 487 peritajes, de ellos 26 especialidades, quienes tampoco tienen acreditados en esos menesteres, por lo que el Agente del Ministerio Público e la Federación los invito a presentar expertos peritos que puedan, motivar, sustentar, argumentar y dar certeza jurídica ante un juicio oral, de los que ellos dicen conocer.

Lo que ayudaría a entender la verdad histórica’’ que no jurídica, de los lamentables hechos e integrar en 85 tomos y 13 anexos, que comprenden la Investigación, pero no que la decir que la PGR ha sido deficiente en su trabajo sin evidencias de valor jurídico, sino a través de opiniones públicas nada más.

COMMODATO

El gobierno federal, entiéndase la Secretaría de Gobernación está a cargo de las negociaciones con los maestros’’ que querían hacer otro Oaxaca’’ en la Ciudad de México, mientras Héctor Serrano Cortés, el negociador capitalino, ya lo hizo y aventó la bronca a la Federación.