En la anterior entrega expuse cómo con el surgimiento de los primeros operadores de servicios de Internet, no pertenecientes a las compañías telefónicas, surgió una demanda de acceso no discriminatorio a las redes de las compañías telefónicas y de cable. Ante ello, los operadores telefónicos y de cable se defendieron postulando que Internet no era un servicio de telecomunicaciones.

En el 2002, la Comisión Federal de Telecomunicaciones de los Estados Unidos determinó que Internet no era un servicio de telecomunicaciones, y lo clasificó como un servicio de información, que no está sujeto a la regulación del Título II de la Ley Federal de Comunicaciones.

Derivado de lo anterior, se presentaron quejas contra empresas telefónicas y de cable, relacionadas con acciones de ruptura del principio de neutralidad. Un primer caso, en el 2005, tuvo que ver con la denuncia de la empresa Vonage Holdings, en contra de Madison River Communications, empresa que proporcionaba el servicio de telefonía rural en el sureste y oeste medio de los EU.

La razón de la queja fue que Madison River bloqueó la posibilidad de sus usuarios de Internet de utilizar dichos servicios para realizar llamadas telefónicas. Los servicios de voz sobre Internet (VoIP) surgieron como una alternativa ampliamente utilizada por los consumidores e incluso las empresas, para sustituir los servicios de telefonía tradicional, particularmente en llamadas de larga distancia internacional, con un ahorro significativo.

El asunto se resolvió mediante el pago de una sanción menor y el acuerdo ante la Federal Communications Commission (FCC), para que Madison River dejara de bloquear el uso de los servicios VoIP.

Posteriormente, en el 2007, en un caso de mayor resonancia, diversos suscriptores de los servicios de alta velocidad de la empresa Comcast, descubrieron que ésta venía interfiriendo con el uso de aplicaciones peer-to-peer, que permitían el intercambio de archivos entre consumidores.

La demanda estableció que Comcast había violado el derecho de los consumidores de acceder a contenido legal a través de Internet. Comcast se defendió, señalando que había tomado acciones para verificar algunos de los contenidos que venían siendo intercambiados por los usuarios. El señalamiento de la autoridad fue que había bloqueado cierto tipo de conexiones. Con base en su política, Comcast analizó el contenido de los intercambios entre sus consumidores, violando el principio de santidad de los comunicados, que fue la base del sistema de correo a principios del siglo XIX, como expuse en la primera entrega de esta serie. Cuando resultó claro que los esfuerzos de Comcast se dirigieron a bloquear el uso de BitTorrent, una plataforma para intercambio de archivos, que permitía el intercambio de archivos de audio y video, la empresa argumentó enfrentar problemas de saturación de red en algunos horarios.

Quedó claro que la conducta tenía un propósito excluyente y que afectaría la competencia, pues independientemente de la legalidad de los intercambios, BitTorrent representaba una fuente de competencia, pues los videos que circulaban a través de esta plataforma, podían afectar la demanda de los servicios de Comcast, ya que ésta era proveedora de servicios de televisión por cable.

La FCC respondió ordenando a Comcast cesar su interferencia en los intercambios entre usuarios. La autoridad estableció que tenía facultades para emitir la orden, con base en la Ley de Comunicaciones de 1934. En resumidas cuentas, la autoridad trató de imponer reglas de neutralidad. Sin embargo, como ya vimos, los servicios de Internet no fueron clasificados como servicios de telecomunicaciones, regulados en el ámbito del citado Título II.

Comcast apeló y el Poder Judicial determinó que la FCC no había justificado el uso de facultades auxiliares para regular las prácticas de los proveedores de servicios de Internet. Esto llevó a que, en el 2010, la FCC aprobara nuevas reglas de neutralidad, lo que suscitó una nueva batalla judicial. De esto hablaré en la siguiente entrega.

*Consultor en Competencia Económica y Regulación y profesor universitario.