Entre neófitos y pirotecnia demagógica estuvo a punto de sucumbir el tema fundamental de las telecomunicaciones, la competencia, en la primera sesión de trabajo de los flamantes integrantes de las comisiones unidas de Telecomunicaciones y Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, con los integrantes del pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Y a pesar de la buena voluntad y disposición de la mayoría de los legisladores y de los comisionados del órgano regulador, desafortunadamente, lo que prevaleció, al menos de forma mediática, fue la pirotecnia de las llamativas, pero falsas, declaraciones de Purificación Carpinteyro y el apagón analógico.

La que fuera Subsecretaria de Comunicaciones durante un corto periodo en el sexenio calderonista y que protagonizó un escándalo de espionaje con el entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez Kuenzler, dijo que Telefónica está en proceso de liquidación, lo cual fue desmentido inmediatamente por la propia empresa que encabezan en México Francisco Gil Díaz y Juan Abellán.

Nadie sabe por qué o con qué propósito la legisladora Carpinteyro emitió tal declaración que, además dijo abiertamente, había escuchado en los pasillos.

Federico González Luna preside la Comisión de Radio y Televisión, y la de Telecomunicaciones, la encabeza Fernando Castro Trenti.

Dicen quienes dieron seguimiento a esta primera reunión que una buena parte de los nuevos legisladores llegaron sin preparación (casi casi se bajaron del avión que los trajo de sus vacaciones y se presentaron a estrenar sus curules), lo cual se notó en que llegaron a confundir los nombres de los comisionados y en el contenido de sus preguntas.

Sin embargo y a pesar de todo, lo cierto es que sí se planteó el tema crucial en el negocio de las telecomunicaciones: el de la competencia y el camino que deben seguir el órgano regulador, la Cofetel, y los legisladores para lograr el objetivo y evitar el tortuoso camino de los litigios que han empantanado la evolución de ese sector clave para la competitividad y productividad del país.

En la primera ronda de intervenciones de los legisladores, la sesión de trabajo fue abierta por el diputado Víctor Díaz Palacios, de la fracción parlamentaria del PRI, a quien le tocó hacer planteamientos claros en torno de la competencia.

El primero en responder fue el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, Mony de Swaan, pero se refirió solamente al apagón analógico en Tijuana.

No se refirió específicamente a las preguntas relativas a la agenda de competencia.

El comisionado Gonzalo Martínez Pous tomó la palabra para responder sobre el punto central.

Se pronunció en favor de que se reforme el artículo 63 de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

Debe actualizarse para ponerlo en línea con las mejores prácticas internacionales y permitir que la Cofetel pueda declarar dominantes a los operadores con poder sustancial en los mercados relevantes.

Aseveró que el actual esquema compartido en el que la comisión antimonopolios es responsable de determinar la dominancia de los reguladores y la Cofetel, la responsable de aplicar la regulación asimétrica, ha demostrado ser ineficiente.

Destacó el caso en el que la CFC declaró con poder sustancial a Telmex en cinco mercados relevantes y luego la Cofetel emitió las obligaciones específicas en el 2000.

Posteriormente, en el 2002, la Cofetel tuvo que dejar sin efectos tales obligaciones específicas en razón de que la comisión antimonopolios perdió un amparo respecto de su declaratoria de dominancia de 1997.

Más directo, Martínez Pous propuso que la actual Legislatura termine con la doble ventanilla entre la CFC y la Cofetel, para que esta última asuma todas las atribuciones en la materia, como sucede con los órganos reguladores de Europa y Estados Unidos.

De seguirse ese camino, se fortalecería definitivamente a la Cofetel y ahondaría en la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que validó la constitucionalidad del órgano regulador con la Acción de Inconstitucionalidad 26/2006.

Respecto de la interconexión, el Comisionado recomendó que se incorporen a la Ley Federal de Telecomunicaciones los recientes criterios judiciales que emitió la SCJN a lo largo de los últimos años.

Desde el no otorgamiento de la suspensión en materia de interconexión, tanto como los criterios de fondo en cuanto a la determinación de las tarifas de interconexión.

También sugirió que se tomen en cuenta las mejores prácticas internacionales que reducen la proliferación de litigios tales como las ofertas de interconexión de referencia para los operadores dominantes.

Las propuestas tuvieron buena aceptación y los legisladores propusieron crear grupos de trabajo con los comisionados de la Cofetel para poder impulsarlos.

Por su parte, el comisionado José Luis Peralta hizo una amplia explicación respecto de la propuesta de Cofetel para la disminución de las ASLs de 398 a 184.

Pese a la ignorancia de muchos de los legisladores sobre los temas básicos, al final, aparentemente, pudieron colocarse algunas piezas para que el Poder Legislativo pueda iniciar trabajos que permitan mayor competencia. ¡Ojalá!.

CUENTOS VERAS

El discurso del Secretario de Economía en torno al Tratado de Libre Comercio no tiene desperdicio. Hay que recordar que Ildefonso Guajardo fue parte del equipo negociador y que trae muy clara la película de lo que se hizo, lo que falló y lo que puede hacerse para mejorar. A ver.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx