Las fiestas decembrinas no tendrían que ser vistas como una especie de placer culposo, el del exceso y el del arrepentimiento por lo consumido. Cualquier platillo o bebida disfrutado de verdad no tendría por qué ser consumido de manera que el exceso provocara, a su vez, un malestar.

Una de las mayores inquietudes en las formas de producir, distribuir y consumir alimentos es la sustentabilidad en nuestras formas de consumo. Con las fiestas decembrinas, nuestros patrones de alimentación cambian, por tratarse de ocasiones extraordinarias de celebración.

Para hacer sustentables las navidades, no sólo en el aspecto ecológico, sino en el bienestar general que provoca una buena comida, hay diferentes estrategias que se pueden seguir.

En el aspecto ecológico, por ejemplo, es común que el consumo y uso de platos y cubiertos desechables esté a la orden del día, sobre todo en celebraciones multitudinarias en donde los desechables responden a una verdadera necesidad de ahorrar el trabajo de limpieza que involucraría muchas horas de trabajo, los costos de algún plato roto y algunas otras cuestiones más.

Hay quienes incluso cuestionan si el uso del agua para lavar todos esos platos no deja también un impacto ecológico. Como medidas de solución, algunos especialistas ingleses propusieron volver a utilizar los desechables que así lo permitan o incluso comprar desechables de bambú y no de plástico. En la medida de la posibilidad de cada persona, esto podría ser una opción. Además, el reciclaje de empaques, cartones y demás desperdicios que se generan en torno a las celebraciones es una medida que debemos de tener presente.

El desperdicio de comida se puede prevenir o aminorar haciendo recalentados o utilizando las preparaciones en otras presentaciones, como la torta de bacalao o de pavo.

Para hacer que las fiestas no dejen un impacto negativo, también habría que cuestionarnos sobre los excesos. Es indudable que las ocasiones de celebración, sobre todo en lo que se refiere a la comida y a la bebida; el comer cosas que cotidianamente no consumimos; el reunirnos con personas que tal vez no vemos tan seguido para convivir alrededor de la comida, y el consumir platillos y bebidas asociados históricamente a esta época son actos necesarios para nuestra cohesión social.

El sentido de la celebración marca también el fin y el inicio de una nueva época, aunque las personas no sean creyentes de la fiesta cristiana. Los cortes de caja son necesarios para entender y recomponer la ruta que emprendemos. Y estos pasajes con el intermediario de la comida a la mayoría de las personas le parecen más significativos.

El sentido de ocasión extraordinaria, de festejo, es también una necesidad de la vida social, y por lo tanto, de las personas a nivel individual. La comida es solamente el vehículo de símbolos por lo que las ocasiones festivas se constituyen.

Las fiestas decembrinas no tendrían, por tanto, que ser vistas como una especie de placer culposo, el del exceso y el del arrepentimiento por lo consumido. Cualquier platillo o bebida disfrutado de verdad no tendría por qué ser consumido de manera que el exceso provocara, a su vez, un malestar.

El exceso de alcohol con la propia cruda o el exceso de comida, con la propia indigestión, no son cosas que se disfruten. Nuestra concepción del placer es, por lo tanto, relativa: hay a quienes les da placer el exceso del momento, no importando la consecuencia, y hay quienes prefieren disfrutar de manera más sustentable, evitando el malestar posterior.

Al final, nuestra condición humana está también dada por la forma en la que nos relacionamos con el placer y con la recompensa. Finalmente, la culpabilización alrededor de lo que se come tampoco es un generador de bienestar.

Twitter: @Lillie_ML

Liliana Martínez Lomelí

Columnista de alimentación y sociedad

PUNTO Y COMO

Columnista de alimentación y sociedad. Gastronauta, observadora y aficionada a la comida. Es investigadora en sociología de la alimentación, nutricionista. Es presidenta y fundadora de Funalid: Fundación para la Alimentación y el Desarrollo.