Dos de las series más populares y exitosas de los últimos años lanzadas por Netflix son Narcos México y Peaky Blinders.

Ambas abordan de manera magistral el tema del crimen organizado, aunque en momentos, países y contextos completamente diferentes. Ambas tienen en común elementos humanos y sociales similares: desigualdad, avaricia, ambición, violencia, corrupción, traición, injusticia y venganza. Todo esto; receta perfecta para generar un coctel de emociones confusas mediante las cuales los espectadores preferimos a los malos que a los buenos, y admiramos las virtudes de los malos y detestamos los defectos de los buenos. 

Pero sobretodo, este tipo de historias son también la receta perfecta para un contenido exitoso. Este tipo de producciones se vuelven adictivas, exitosas y eventualmente legendarias entre las audiencias, uno de los mejores ejemplos de esto es El Padrino, estelarizada por Marlon Brando en 1972.

Narcos México, producida por Gaumont Televisión para Netflix, recientemente lanzó su tercera temporada. La serie estelarizada por Diego Luna, Jose María Yazpik, Tenoch Huerta y Joaquín Cosío, entre otros grandes actores, nos relata un escalofriante recuento sobre el desarrollo de los cárteles de las drogas en México durante los 80s así como el asesinato de Enrique Camarena, agente de la DEA. Narcos México cuenta con la codiciada estadística de encontrarse en el percentil 99.7 (Parrot Analytics) lo cual significa que tiene una demanda superior al 99.6 % de las series de drama en TV.

Narcos México cuenta con una envidiable lista de nominaciones y premios en distintas categorías entre las cuales destacan: mejor actor, Diego Luna para series por los Platino Awards y  Streaming Award otorgada por BMI Film and TV Awards.

Por otra parte, Peaky Blinders, serie inglesa estelarizada por Cillian Murphy y Helen Mc Rory nos relata la historia del crimen en la ciudad inglesa de Birmingham en las décadas de los 20s y 30s. Los primeros episodios de Peaky Blinders se lanzaron en 2013 y posteriormente Netflix compró los derechos para transmitirla en el resto del mundo (excepto Inglaterra). Peaky Blinders es la ganadora del premio Best Drama Series otorgado por BAFTA. Adicional a este y varios premios más, Helen McRory, quien murió a principios de este año, ganó el premio de mejor actriz en el Festival Internacional de Biarritz. Peaky Blinders además es ganadora de muchos otros premios y reconocimientos por equipo de producción, mejor actor, maquillaje y fotografía.

Sin lugar a duda, ambas series son un espectacular ejemplo de contenido exitoso y perfectamente bien logrado. Si no las ha visto se las recomiendo.

Réplica de Megacable

Recibí un correo por parte del director de Mercadotecnia de Megacable con respecto a mi columna titulada “La importancia de fomentar la competencia sana por el bien de los usuarios”, agradezco a la empresa su interés en mi columna de opinión.

Al respecto, aprovecho para reiterar a mis lectores y a Megacable que es FALSO que esa compañía oferte de manera individual el servicio de TV de paga como afirman en su réplica, o al menos no es así en la plaza de Guadalajara, en la que, por cierto, fue declarado con poder sustancial como se desprende del comunicado oficial emitido esta misma semana por el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Esto que afirmo, lo constaté de manera personal, y se puede corroborar fácilmente por cualquier persona en la página de internet de Megacable, en su línea telefónica para contrataciones y hasta en el servicio de mensajes de Whatsapp. Bastará que cualquier persona interesada solicite la contratación individual de TV de Paga a esa compañía, para que le contesten, tajantemente, que ya no lo ofrecen por separado, únicamente empaquetado (junto con otro servicio). 

Finalmente, es posible que en el imaginario de Megacable no exista práctica anticompetitiva de su parte, pero en la realidad, acciones de ese tipo por parte de un agente con poder sustancial, afectan el adecuado desarrollo del sector telecomunicaciones de nuestro país y, peor aún, limitan la libertad de elección de los consumidores mexicanos.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor