La concepción personal del poder presidencial parece dominar acciones y maniobras del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero, en las crisis de hoy exacerban peligrosamente los ánimos.

El Gobierno de la República es un aparato grande y pesado y sus dimensiones hacen difícil vencer las inercias resultantes de órdenes presidenciales y, las actuales circunstancias, puede llevar a una inconveniente coalición con el sector empresarial.

Palacio debe ser firme para destensar el ambiente y evitar que se revivan desencuentros que, como en el pasado, harán damnificados económicos y sociales a quienes sólo somos espectadores, a los 125 millones de mexicanos.

¿Importan riesgos de personal de salud?

Ha revelado la Secretaría de Salud que la pandemia del Covid 19 ha contagiado a más de 11 mil trabajadores de la salud, el 21 por ciento de los contagiados en toda la República.

Se han contagiado médicos, enfermeras y personal de clínicas y hospitales. Y han muerto más de 150. Es cierto, cuando hay epidemias, los trabajadores de la salud están en la primera línea, expuestos.

Es inevitable preguntarse si han recibido los insumos indispensables para la más elemental protección. O, si por la emergencia, para las autoridades de salud tantos contagios constituyen, en términos militares, un número tolerable de bajas.

Aquella mexicanización de la electricidad

A poco de ocupar la Presidencia, Adolfo López Mateos recibió fuertes presiones de las empresas generadoras de energía y de los embajadores de sus respectivas naciones para autorizarles aumentos de tarifas.

Luego de recibir un diagnóstico de la industria eléctrica, el Gobierno de México inició en los mercados de Nueva York y Londres una silenciosa compra de acciones de las empresas extranjeras. Y estas descubrieron que México era su socio controlador.

López Mateos y su titular de la SCHP Mario Ramón Beteta les ganaron con sus armas a los capitales extranjeros, Ya sólo negociaron por el resto de las acciones. En septiembre de 1960 se mexicanizó el sector. Otros tiempos, sí, y otros hombres.

NOTAS EN REMOLINO

A pesar de presiones, la jefa de Gobierno de CDMX Claudia Sheinbaum, cautelosa, da como fecha tentativa para reactivación económica el 15 del próximo junio. Sabe todo lo que está en juego... Ojalá y el canciller Marcelo Ebrard le diseñe al Presidente una estrategia para no ser apachurrados en la inminente confrontación de Trump con China, leit motiv de su campaña de reelección... Empezaron las licencias en el Senado. Se van la oaxaqueña Susana Harp, “a coordinar la lucha contra la pandemia”. Ya va “ungida” ... La otra licencia fue del guerrerense Félix Salgado Macedonio. Tiene los claroscuros de su alcaldía en Acapulco, tan recordada... Sin ánimo de debatir con mi amigo Roy Campos, recuerdo que la desigualdad es lastre en México desde hace más de 200 años. Sería mucho pedir que la permeabilidad social del desarrollo estabilizados de 1940 a 1970 corrigiera la herencia de dos siglos... Explica el consejero jurídico de Presidencia Julio Scherer que si viaje en avión el Presidente, acatará las reglas de la aerolínea, hasta un cubrebocas...

José Fonseca

Periodista Político

Café Político