El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICMx) es hoy un “rehén” de la competencia por la Presidencia de la República.

El candidato que encabeza las encuestas, del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado en contra y ha advertido que, de ganar la contienda electoral, cancelaría su construcción y optaría por ampliar el actual aeropuerto militar de Santa Lucía.

Ha dicho que el NAICMx es una obra “faraónica”, un barril sin fondo por el que se dilapidan cuantiosos recursos públicos, manchado además —acusa públicamente— por la corrupción que, por cierto, no ha probado. No ha presentado denuncia alguna ante las autoridades correspondientes.

Por eso, el NAICMx claramente está siendo utilizado como bandera político-electoral para enardecer aún más a la ciudadanía.

El NAICMx es un rehén del candidato morenista que calcula la rentabilidad del voto ciudadano desinformado.

De ahí han salido una gran cantidad de mensajes vía redes sociales infundados y absurdos.

Mienten con la verdad

El NAICMx es un rehén de la política electoral, porque no es un proyecto que se esté analizando. Es una mega obra de infraestructura cuyo financiamiento en casi 80% ya está garantizado y ya está en construcción.

No son recursos públicos los que mayoritariamente lo financian. De los 13,300 millones de dólares (mdd) que tendrá como costo total, ya se recaudaron 9,850 mdd o 74.06% del financiamiento total. Se colocaron en los mercados 6,000 mdd (60.9%), un Fibra E (16.2%) por 1,600 mdd, una línea de crédito revolvente por 1 mdd (10.2%) y 1,250 mdd (12.7%) —mucho ojo, la menor cantidad del total— provienen del Presupuesto de Egresos de la Federación.

O sea que sí hay recursos públicos, pero son minoritarios.

Afores, ¡fake news!

Luego se sembró la duda con una mentira que parte de una verdad: ¡Enrique Peña Nieto ordenó que se usen las afores para construir el NAICMx!

Partieron de una verdad: cuatro afores participaron en la colocación de la Fibra E. Lo hicieron con 720 mdd equivalentes a 45%; otros fondos de inversión participaron con 864 mdd o 54%, e inversionistas internacionales con 16 mdd o 1 por ciento.

Peña Nieto no puede “ordenarles” a las afore en dónde invertir los recursos de los trabajadores. Las afores tienen comités con consejeros independientes especializados que deciden en dónde colocar los recursos para obtener mayor rentabilidad.

Viabilidad, sólida

La viabilidad de la construcción del NAICMx está fuera de duda. Su diseño y construcción fueron analizados y discutidos durante más de 20 años por Mitre —que es la institución más grande del mundo de investigación y desarrollo en ingeniería de sistemas aeroportuarios y de control de tráfico aéreo—, que dirige un mexicano reconocido internacionalmente, Bernardo Lisker, al frente de 20 científicos especializados.

El experto y su equipo revisó el proyecto alternativo de Santa Lucía que propone López Obrador (con la premisa de buscar cómo hacerlo posible) y al final encontraron que es “contundentemente inviable desde el punto de vista aeronáutico” y le advirtieron que “las organizaciones internacionales seguramente no certificaron de ninguna forma un funcionamiento de este tipo”.

La ampliación y funcionamiento simultáneo de Santa Lucía y el actual AICM sería peligroso para los pasajeros y aerolíneas porque “habría colisiones” en un polígono en particular.

Cancelación, impacto negativo

Además, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus sigla en inglés), presidida por Alexandre de Juniac y que representa a 280 aerolíneas que transportan 83% del tráfico aéreo mundial, se ha pronunciado por la viabilidad y necesidad de la construcción del NAICMx.

La IATA ha calculado que, de no construirse, el impacto de la restricción sobre la demanda podría ser de más de 20 millones de pasajeros anuales hacia el año 2035 y el impacto económico negativo sería por 20,000 millones de dólares en su contribución al Producto Interno Bruto y hasta 200,000 empleos menos.

Echar atrás su construcción tendría un costo de 120,000 millones de pesos, ha proyectado el director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño.

El actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México está saturado desde hace varios años y, frente al potencial crecimiento económico, sería un cuello de botella.

Santa lucía, el cuento

Al parche al actual AICM que propone López Obrador con la construcción de dos pistas en Santa Lucía lo respaldan dos ingenieros civiles que no tienen experiencia ni en aviación ni en construcción de aeropuertos. Uno de ellos, José María Rioboó, fue el que construyó el segundo piso en los tiempos de López Obrador como jefe del gobierno capitalino. Construir dos pistas que ni siquiera tienen la extensión que se requiere implicarían un gasto de 60,000 millones de pesos del erario público, para continuar con dos aeropuertos viejos, saturados y parchados.

El ingeniero Carlos Slim le dijo directamente a AMLO, en su reciente conferencia de prensa, que construir un nuevo aeropuerto no es como ¡comprar un coche!

Por lo pronto, el NAICMx se avala en su construcción, con el voto a favor de los expertos y especialistas y también de los inversionistas internacionales y nacionales. ¡Al tiempo!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.