¿Qué tanto potencial tiene el mercado chino en materia turística?

En los últimos 10 meses he tenido oportunidad de ir dos veces de vacaciones a las playas de Quintana Roo. En octubre del año pasado estuve en un all inclusive en Puerto Morelos y en abril de este año en un hotelito en Playa del Carmen.

En ambos viajes tuve de vecinos de cuarto, camastro o de mesa a turistas estadounidenses, canadienses, brasileños, argentinos, italianos y hasta rusos. La estrategia de diversificación de mercados internacionales funciona. A primera vista, todos lucían contentos con el servicio e impresionados con las vistas que ofrecen las playas mexicanas.

Pero, ahora que hago memoria, no recuerdo haber visto a algún turista chino sí a unos cuantos japoneses . De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración, entre enero y junio del 2012 arribaron a nuestro país vía aérea 21,724 chinos, 77.7% más que en el mismo periodo del 2010 y 32.7% más que en el mismo semestre del año pasado.

¿Dónde vacacionaron esos chinos en nuestro país? ¿Qué les gustó hacer, visitar o comer? El número es aún bajo si se le compara con los 38,509 japoneses que llegaron en el primer semestre del año. Pero están más cerca de los 22,647 coreanos que arribaron vía aérea en el mismo periodo.

El potencial del turismo chino

La Organización Mundial de Turismo estima que el número de turistas chinos que viajarán al extranjero podría llegar a 100 millones en el 2020. Un crecimiento impresionante desde los 10 millones del año 2000.

¿Qué tanto potencial tiene el mercado chino en materia turística? El mes pasado, Hoteles.com presentó su Chinese International Travel Monitor 2012 (CITM), una encuesta realizada este año a más de 5,000 hoteles.

El estudio asume que China va a superar a Estados Unidos y Alemania como el principal país emisor de turistas internacionales. En el 2011, los chinos hicieron unos 70 millones de viajes internacionales, 22% más que en el 2010 (los estadounidenses realizan unos 60 millones de viajes al año). Dichos viajes significaron un gasto de casi 73,000 millones de dólares.

Esta cifra ya es cercana a los 79,000 millones de dólares que gastaron los viajeros internacionales estadounidenses y a los 84,300 millones de dólares de los alemanes en el 2011.

Este año, según el CITM, se espera que los chinos lleguen a los 78 millones de viajes internacionales. En México, en el mejor de los casos, se superará la barrera de los 40,000 turistas de ese país. Valdría la pena preguntarse si nuestro país está haciendo lo necesario para atraer a los turistas chinos.

La respuesta parece ser que no. No podemos ignorar los más de 12,400 kilómetros de distancia entre Pekín y la ciudad de México, o los más de 12,900 entre Shanghai y la capital mexicana.

Tampoco la barrera que supone el idioma. Aunque los agentes de viajes, como me contó hace unos meses César Romero, presidente de la Asociación Metropolitana de Agencias de Viajes, ya tienen entre sus filas a personal que hable chino mandarín.

El problema pasaría por lo que México les ofrece a estos viajeros. Si bien los turistas chinos cada vez son más jóvenes y confiados, hablan inglés y están más interesados en otras culturas, siguen prefiriendo viajar por Asia.

Hong Kong es el principal destino internacional de los chinos. Le siguen Singapur, Tokio, Taipei y Seúl. En el sitio 6 de las preferencias está Nueva York, luego Osaka, Bangkok, Phuket y en el 10 Las Vegas. Después están Londres, París, Los Ángeles, San Francisco, Kuala Lumpur, Sidney, Roma, Vancouver, Honolulú y Milán.

Viendo esta lista se podrían sacar dos conclusiones. Primera, sólo hay dos destinos netamente de playa, Phuket en Tailandia y Honolulú en Hawai. El resto son grandes ciudades. Segunda, todas las ciudades ofrecen boutiques de lujo, algo en lo que se están fijando los chinos.

¿México tiene oportunidad para competir por los viajeros chinos internacionales? Dependerá, obviamente, de promover productos turísticos diferenciados. Ya lo dijo Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET): Los turistas no sólo buscan precios bajos, buscan valor . Si a los chinos no les atraen las playas de otros países, ¿valdrá la pena ofrecerles las mexicanas en las campañas de promoción?

En este 2012, el CPTM apuesta por el Mundo Maya y el enigmático 21 de diciembre. Los anuncios son espectaculares y presentan lo mejor de los cinco estados del sureste. Habrá que ver si la estrategia es efectiva en el mercado chino, para muchos, el más apetitoso del mundo.

Escríbanme a rene.pina@eleconomista.mx o síganme en @renepinagarcia