El Museo de Política de Drogas es una exposición itinerante que se puede ver en la Ciudad de México el 4, 5 y 6 de mayo. En ella se muestra cómo las políticas de drogas impactan y dan forma a las comunidades y también se ofrecen modelos alternativos exitosos que se aplican en diversos países.

Antes de venir a México la muestra estuvo en Londres, Montreal y Nueva York. A través de mesas de discusión, talleres y diversas expresiones artísticas se da cuenta de la realidad por la que pasan México, América Latina y el mundo en materia de la política de drogas.

La exposición, que se propone eliminar prejuicios y estigmas sobre las drogas, aborda la temática de la militarización, la impunidad, la corrupción, el hacinamiento carcelario, el tratamiento forzado, la reducción de riesgos y daños, los derechos de los cultivadores y la protección de usos tradicionales.

El museo ofrece la oportunidad de conocer otras perspectivas, de aprender de otros modelos, y de analizar qué es lo mejor para la situación actual. Permite también identificar lo que es necesario, lo que es urgente, y lo que no se debe seguir haciendo en la política de drogas.

En México, los distintos gobiernos han impuesto la prohibición a ultranza de las drogas que ha conducido al abuso sistemático de las autoridades que implica, entre otras cosas, la detención arbitraria y al encarcelamiento ilegal. La política prohibicionista y punitiva contra las drogas, implementada en los últimos 50 años, ha fracasado en todo el mundo. No hay excepciones.

La violencia en el país está fuera de control. El 2017 fue el más violento en los últimos 25 años y al final del 2018 va a superar la violencia del año anterior. El sexenio va a terminar con 110,000 o 120,000 homicidios dolosos. Es el que registra el mayor número de las tres décadas pasadas.

En el mundo, las decisiones de la política pública sobre las drogas se han tomado sin evidencia científica. Se ha privilegiado la seguridad por encima de la salud o el desarrollo, y se quiere que los ciudadanos acepten que la guerra se está ganando y la violencia se va a terminar. Es falso.

Los organizadores plantean que a nivel mundial está en juego la política de drogas. Los políticos de muchos países del mundo —los mexicanos no son la excepción— rehúyen enfrentar el problema desde nuevos paradigmas. Llegó el momento en que la sociedad les exija el cambio en la política con base en evidencia científica.

El museo a nivel mundial tiene el apoyo de la Open Society Foundations. En México, como parte de la exposición, se muestran 80 piezas de 26 artistas de nueve países, que incluye a 12 mexicanos. El museo se ubica en Lucerna 32, en la colonia Juárez, y va a estar abierto de 10 de la mañana a 9 de la noche del viernes 4 al domingo 6 de mayo. La exposición y los eventos son gratuitos.

Twitter: @RubenAguilar

raguilar@eleconomista.com.mx

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.