La desgracia en la Torre de Petróleos Mexicanos (PEMEX) de la semana pasada en la ciudad de México, se originó por acumulación de gas metano en el sótano. Sí hay responsabilidad de alguien, habrán de responder ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, no fue obra de Los Zetas o grupo criminal alguno, sentenció Jesús Murillo Karam.

El diagnóstico preliminar sobre los hechos, lo ofreció el responsable de la Procuraduría General de la República (PGR), rodeado de los secretarios de Gobernación, Energía y el director de la paraestatal. Esperemos que no se le queme la lengua, porque respondió a El Economista que su reporte aguanta un análisis del 1% al 100% y en puntos centrales y decisivos.

Esto sustentado en diagnósticos previos de investigaciones de expertos de las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA), Marina Armada de México (SEMAR), UNAM e Instituto Politécnico Nacional (IPN), más especialistas de España, Estados Unidos e Inglaterra, que ponderó, para que sean revisados por aquellos que gustan de la especulación.

A pregunta de este diario, el abogado de la nación, asentó que sí apuesta al 100% que no fue un atentado o bombazo’’, como imaginaron reporteros, columnistas, articulistas o colaboradores, que se escudan a la sombra de la libertad de expresión en algunos medios de comunicación.

Hizo que sus asesores presentarán imágenes de una maleta, que supuestamente tenía explosivos y fue más allá, al sostener que algunos hombres les daría pena’’ traer eso, aunque su comentario fuera sexista, pero se atrevió a sostener que la desgracia en PEMEX se debe a 100% a la acumulación de gas metano’’.

El Procurador atajó. El informe es preliminar, no concluyente. Lo implícito fue claro, para los que buscaran continuar con la pesca del río revuelto de 12 años panistas de infamias, calumnias o rumores, para seguir especulando, lo que fue y es: su modus vivendi en los medios.

No es que aplaudamos esto. Simplemente los reporteros reciben órdenes, pero sí los jefes cuentan que tienen fuentes de alto nivel’’. Es Bochornoso esto, porque si lo tienen ¡Que lo publiquen! Para que piden a la tropa.

Pero además, en estas fuentes de seguridad y principalmente PGR, siempre dicen que los reporteros son corruptos, cochinos, mugrosos y demás. La respuesta es bien clara, como se le hizo a Murillo Karam, vamos por el porcentaje’’ de que es cierto y lo que es mito.

Ahí lo dejamos.

COMMODATO

¡Ojo, nos estamos colombianizando!

La agresión a turistas que iban a Acapulco, Guerrero, por supuestos grupos de autodefensa, ya es preocupante. Colombia inició así. Se proclamaron con ese nombre, luego fueron fuerzas paramilitares y después células que apoyaron al narcotráfico.

Y de eso, nada dice nuestro gobierno federal, aunque sea un problema de Estado.