Ya no hay duda de que los legisladores de Morena, convencidos del triunfo de su candidato en la elección presidencial, han empezado a actuar con la seguridad de quien quiere allanarse el camino de la gobernabilidad.

Esa convicción ha sido la causa de algunas votaciones en los días postreros de esta legislatura en las cuales los legisladores de Morena han votado distinto a otros partidos de oposición y han votado junto con los legisladores priístas.

Esa real politik de Morena tiene rechinando los dientes a los legisladores del Frente, especialmente a los legisladores panistas, cuya estrategia ha sido perjudicada por el realismo lopezobradorista.

Una reforma que dejan incompleta

Se hizo la reforma constitucional que traspasa la facultad de juzgar los conflictos laborales a tribunales especializados del Poder Judicial Federal, lo cual en estricto rigor significaba la eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, la federal y las estatales y locales.

Así se eliminaron las juntas que, según los más lúcidos estudiosos del derecho laboral, se habían convertido en enclave de cochupos, con los cuales los juicios se alargaban en perjuicio, tanto de los trabajadores, como de los patrones.

Sin embargo, las leyes reglamentarias de la reforma constitucional fueron atoradas en el Congreso, por la oposición de los líderes sindicales, quienes, en honor a la verdad, tenían –y por ahora-, mantienen el control de las ¨juntas¨.

Gran polarización, se había tardado

Era ingenuo suponer que con el clima ¨antisistema¨, antigobierno fomentado sistemáticamente desde hace cuatro años, por los más disímbolos intereses, políticos y económicos, no iba a reflejarse en las campañas presidenciales.

A nadie debe sorprender entonces que, cada día que pasa, de nuevo se polariza la sociedad mexicana, de la misma manera que se polarizó hace doce años, cuando la polarización llegó hasta el seno de las familias.

Si, como se hace desde hace cuatro años, se descalifica y se socava la credibilidad en muchas instituciones de la República, con fines políticos y económicos, ¿por qué sorprendernos que, por fines electorales, se polarice la opinión pública?

NOTAS EN REMOLINO

Aprobó el Senado la ley de comunicación social y así cumplió con lo dispuesto por la Suprema Corte de Justicia. Están indignados quienes, tan cosmopolitas, creen que los únicos medios que cuentan son los del Centro, y que fuera de México, todo es Cuautitlán… Quienes critican a Cuauhtémoc Cárdenas por apoyar a Marco Rascón y no a otros candidatos de presunta izquierda, se les olvida que al fundador del PRD le intrigaron hasta que lo forzaron a alejarse del partido… En medio de la conmoción por el bárbaro asesinato de tres estudiantes en Jalisco, aflora información sobre la interferencia en las investigaciones de alguna pariente de uno de ellos. Mal asunto… Estuvo ayer en Chihuahua el candidato de Morena Andrés Manuel López Obrador, en Parral. Ahí calificó al gobernador Javier Corral como ¨un fracaso¨… Una pena que, por los enredos electorales, que distrajeron la atención de diputados y senadores, nadie se haya ocupado de hacer una simple reforma, la de castigar con dureza la posesión de armas. Ah, pero eso sí, todos se desgarran las vestiduras por los asaltos y asesinatos con armas de fuego… Un abuso que la fiscalía de Chihuahua haya consignado por peculado al ex secretario particular del ex gobernador Cesar Duarte. No cabe duda, hay gente con mala entraña…

 

José Fonseca

Periodista Político

Café Político