Amaga la comisión de honor y justicia de Morena con fincarle responsabilidades a David Monreal, hermano del coordinador de los senadores morenistas Ricardo Monreal, cuyas diferencias con la dirección nacional son evidentes.

Parece que la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, no cederá ante Monreal, a quien ve como amenaza a su eventual reelección en la dirigencia nacional del partido.

En el receso del Congreso habrá muchos morenistas ociosos, quienes, fieles a su naturaleza, querrán participar en la riña interna. El riesgo es que Morena pierda terreno por rencillas tribales, como les pasó en el PRD.

Muy atrasada la ley de austeridad

A la hora de terminar de pergeñar estas líneas, en la Cámara de Diputados seguía el desacuerdo entre la mayoría morenista sobre los términos de la ley de austeridad que tanto interesa al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los legisladores más sensatos saben que algunos de los lineamientos de dicha ley contradicen los contratos o condiciones de trabajo acordadas legalmente para la burocracia de cada dependencia federal.

No quieren comprometerse a cambiar esas condiciones de trabajo y, los más díscolos, sugieren dejarla para después. Total, dicen con cinismo, ya el presidente dijo que si no se aprueba él redactará otro memorándum.

¿Daña ley laboral a pequeñas empresas?

Saben bien los senadores, como antes lo supieron los diputados, que nadie celebrará mejor la aprobación de la ley laboral que los representantes demócratas de Washington que lidera la señora Nancy Pelosi, pues es condición para votar el T-MEC   .

Pero también saben que la ley, como se aprobó ayer si bien se apega a los acuerdos con Washington, también ignora las modificaciones, pocas, por cierto, propuestas por los dirigentes empresariales de México.

Y, sobre todo, omitieron las advertencias de que la ley cubre bien a las grandes empresas, pero genera riesgos de sobrevivencia para las medianas y pequeñas empresas de México, donde se crea más de 75% de los empleos.

NOTAS EN REMOLINO

Hoy entregará el gobernador de Campeche la presidencia de la Conago.

Buena gestión, pues hubo de lidiar con el arribo del nuevo gobierno e impedir que los gobernadores quedaran al margen de las grandes decisiones... Algunos critican acremente a los medios existentes en los tiempos del “ancien régime” de México. Olvidan, paradójicamente, que hubieron de sobrevivir en medio de la hostilidad de lo que Enrique Krauze llamó la “Presidencia imperial”. Ah, una realidad muy distinta a la actual... Como suele ocurrir, al Congreso se le acumularon los pendientes y, pese a la urgencia, no lograron aprobar las leyes reglamentarias de la Guardia Nacional. Juran y perjuran que ahora sí habrá periodo extraordinario el próximo julio. ¿Usted les cree?... Si, como sostienen algunos medios, las telarañas de los prejuicios alteraron el cronograma de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, ocurrirá lo advertido en este espacio: por primera vez en 60 años no se podrán repartir los libros a tiempo para el inicio del nuevo ciclo escolar el próximo agosto... Y todo por la remasterizada versión del sospechosismo de Creel... En las horas más oscuras del desprestigio e incredulidad de los años 60, 70 y 80 del siglo pasado, sólo una institución mantuvo la credibilidad de todos: la Profeco. Claro, eran otros tiempos...

JoséFonseca

Periodista Político

Café Político