Morena tiene una docena de aspirantes a la candidatura de Tamaulipas, pero las encuestas que Mario Delgado ha podido conocer recientemente, sólo ubican a una mujer en la posición de competir —y ganar— la contienda constitucional.

Ella es Maki Ortiz, quien recientemente estuvo en campaña para reelegirse como alcaldesa de Reynosa. Con ella, Mario Alberto la Borrega López Hernández, en Matamoros y Carmen Lilia Canturosas en Nuevo Laredo, Morena gobierna por primera vez a los principales municipios fronterizos. Pero ellos y su homólogo de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, estaría fuera del radar de la dirigencia partidista para la candidatura por el gobierno de aquella entidad del Golfo.

La popularidad no es el único atributo a considerar para los tomadores de esas decisiones. Una de las variables determinantes —aunque formalmente no está entre los ponderadores vendidos de la dirigencia partidista— es la cercanía con Palacio Nacional. Allí, Oseguera —cercano al exgobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel— está en franca desventaja ante el recién designado coordinador de los programas federales, Rodolfo González Valderrama, y José Ramón Gómez Leal, quien dejó de ser súper delegado para asumir las riendas del partido en aquella entidad.

Los procesos electorales en las entidades que acudirán a las urnas el próximo 5 de junio del 2022 ya arrancaron. En Oaxaca, Tamaulipas y Aguascalientes ya corren los plazos legales y dentro de dos meses deberán darse las primeras renuncias, en vísperas al inicio de las precampañas.

Antes, los partidos y las coaliciones deberán definir cuáles candidaturas quedan reservadas para mujeres. Tres, bajo el criterio de paridad. Morena busca precandidatas en Aguascalientes, ante la reticencia de su aspirante mejor posicionado, Arturo Ávila, y la inminente postulación de la diputada panista Tere Jiménez.

Como en Querétaro, donde ganó Mauricio Kuri, el PAN no necesita de una alianza para conservar la gubernatura, aunque podría sumar al PRD. Y hace cuatro meses, en comicios concurrentes a la federal, sus candidatos obtuvieron 47% de la votación, con lo que ganaron cuatro de las 11 alcaldías y 16 de los 18 distritos locales.

Quintana Roo es la única de las seis entidades donde Morena cuenta con una baraja amplia de precandidatas. Con mejores puntajes, la alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, y la senadora Maribel Villegas Canché. Pero ni los monrealistas ni los puros ganarían esta pulsada: si en Palacio Nacional decidieran por cercanía, el actual director del Corredor Interoceánico, Rafael Marín Mollinedo, sería nominado. Y en Tamaulipas, el exdirector general de RTC, Rodolfo González Valderrama.

Aguascalientes e Hidalgo —según el consenso de los demóscopos— serán escenarios de contiendas cerradas y sólo en la entidad del Bajío Morena arrancaría en desventaja, aunque el PAN está dividido.

El exceso de precandidatos puede confundir a Morena, cuyos dirigentes apuestan a un carro completo en las seis gubernaturas que se elegirán el próximo año, aun si el PAN, el PRI y el PRD mantienen su alianza electoral en el 2022.

En Tamaulipas, el gobernador saliente, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se inclinaría por la postulación de su secretario de gobierno, César Augusto el Truco Verástegui, aunque el aspirante mejor posicionado es el alcalde tampiqueño, Chucho Nader. Estudios recientes confirman que la ventaja de Morena en aquella entidad es de 20 puntos.

Igual ocurre en Durango, Oaxaca y Quintana Roo, donde las actuales coaliciones gobernantes no tendrían posibilidades de derrotar al partido izquierdista... a menos que ocurrieran escisiones. Las aspirantes mejor posicionadas son la alcaldesa de Gómez Palacio, Marina Vitela Rodríguez, para Durango; y la senadora Susana Harp para Oaxaca.

Efectos secundarios

INTERMINABLE. Un bloque de socios de la cooperativa Cruz Azul acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para interponer un recurso de revisión sobre la negativa de amparo de magistrados del Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil para combatir la resolución que ratifica en sus cargos a José Antonio Marín y Víctor Velázquez, en el marco de la Asamblea de socios realizada en septiembre de 2018 que —sostienen los quejosos— es inválida por haberse efectuado en un domicilio no oficial. Los quejosos representan a más de 17,000 familias que han visto mermados sus percepciones económicas y prestaciones. Y hablan a nombre de 200 socios que llevan más de un año sin cobrar.

DENUNCIAS. La edición 45 del procedimiento para definir las residencias médicas se desarrolló a trompicones. Por la contingencia sanitaria, el examen nacional fue aplicado en línea. Pero el sistema se cayó desde el pasado jueves 7 y miles de sustentantes quedaron en el limbo. Para esquivar fraudes, se dispuso que el ingreso a la plataforma fuera únicamente a través de PC de escritorio o laptop. Pero las instrucciones eran contradictorias —se requería accesar a la página por medio de un código QR, pero sólo se podía leer en smat phone— y el call center para apoyo no funcionó. Los sustentantes debieron pagar una cuota de inscripción que generó 180 millones de pesos a las arcas de la secretaría de salud.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor