La crisis financiera de la Zona Euro y el draconiano ajuste fiscal impuesto por el Primer Ministro James Cameron han sido obstáculos insalvables para la economía del Reino Unido, que ha caído en Double Dip. Gracias a su independencia monetaria, y con el objetivo de estabilizar la economía, el Banco de Inglaterra (BoE) está llevando a cabo una política ultra expansiva, que incluye un programa de política monetaria no convencional (quantitative easing)... y podría venir más.

El Comité de Política Monetaria del BoE, encabezado por Mervyn King, recortó significativamente su proyección de crecimiento para el próximo año, desde 2.7% (hace sólo 3 meses) a 2%, y revisó a la baja su estimación de inflación para los próximos dos años, la que se ubicaría por debajo del rango meta. Dado estos antecedentes, pareciera que el BoE continuará "rebelándose contra un mar de desdichas", aumentando en los próximos meses la dosis de su programa de compra de bonos, e incluso se prevé un recorte de 25pbs en la tasa de interés.

La productividad en EEUU creció 1.6% en el segundo trimestre, superando las expectativas de 1.4%. Además, la caída del trimestre anterior fue suavizada desde -0.9% a -0.5%. En tanto, los costos laborales por unidad subieron 1.7%, más del triple del incremento de 0.5% que se estimaba.

En Alemania se publicaron importantes cifras económicas, las que confirman la desaceleración por la que atraviesa esta economía. La producción industrial anotó una caída interanual de 0.3% en junio, decepcionando al mercado que esperaba un alza de la misma magnitud, mientras que las exportaciones como las importaciones cayeron más de lo proyectado, afectadas por la crisis de deuda que atraviesan sus socios comerciales de la Zona Euro.

La inflación IPCA en Brasil subió 0.43% en julio con respecto al mes anterior, superando levemente el 0.37% esperado. De este modo, la inflación en 12 meses se aceleró desde 4.92% a 5.2%. En tanto, en Chile el IPC de julio no presentó variación mensual, cuando se estimaba una caída de 0.1%. Así, la inflación anual se desaceleró desde 2.7% a 2.5%, en línea con las expectativas.

En una jornada errática, Wall Street cerró mixto, el Dow Jones y el S&P anotaron alzas en torno a 0.1%, mientras que el tecnológico Nasdaq cayó 0.2%. Los resultados corporativos, en general, superaron las expectativas, destacando los reportes de Macy's y Ralph Lauren, ambas compañías del sector retail.

Las bolsas en América Latina terminaron con resultados dispares, las alzas estuvieron encabezadas por el Bovespa brasilero, que subió 2.1%, impulsado por Petrobras que avanzó casi 5% ante los rumores de posibles alzas en las tarifas de los combustibles. Le siguieron el IPSA chileno, el Merval argentino y el IGBVL peruano que ganaron 0.6%, 0.3% y 0.1%, respectivamente. En tanto, el IPC mexicano bajó 0.5% y el Colcap colombiano retrocedió 1.2%.

Con la excepción de Londres y Milán, que anotaron ganancias cercanas a 0.1%, los mercados europeos cerraron con leves caídas. Madrid bajó 0.8%, París perdió 0.4% y Frankfurt retrocedió 0.1%.

Asia registró resultados positivos, liderados por el Nikkei de Tokio y el Kospi coreano, que subieron 0.9%. Shanghai rentó 0.2% y Taiwán ganó 0.3%.

*Adaptación de la célebre primera frase "To be or not to be" del soliloquio Hamlet, obra de William Shakespeare, dramaturgo, poeta y actor inglés.