La semana pasada, cuando Claudia Sheinbaum fue nominada coordinadora de Organización de Morena para la Ciudad de México, lo que equivale a ser candidata a jefa de Gobierno por este partido, la reacción de Ricardo Monreal me hizo recordar el berrinche de Manuel Camacho cuando el destape de Luis Donaldo Colosio.

La razón del encabronamiento camachista, fue que desde que eran estudiantes universitarios, Manuel Camacho Solís, Carlos Salinas de Gortari y Emilio Lozoya Thalmann (padre del famoso cliente del abogado Javier Coello), suscribieron un compromiso de luchar juntos para que uno de los tres llegara a la presidencia de la República y luego, desde ahí, impulsar al otro. Por eso cuando el alopécico y orejón del trío olvidó el pacto e impuso como candidato a un extraño al grupo, Camacho Solís mostró, como nunca antes había ocurrido en un destape del PRI, su enojo que se hizo obvio cuando no asistió a la tradicional reunión de felicitación al nuevo candidato. (Al parecer el que fuera regente del Distrito Federal olvidó una de las máximas del catecismo del padre Pripalda un breve manual para poner al alcance de los priistas todas las mañas de las que consta su doctrina . La máxima olvidada es la que dice: Nunca creas en promesas de políticos, lágrimas de mujer, despedida de toreros y pleito entre gordos ).

Por su parte, Ricardo Monreal Ávila, le hizo saber al reportero Raúl Monge de la revista Proceso, que tenía un acuerdo con López Obrador para cuando llegara el momento de definir al virtual candidato de Morena al gobierno de la ciudad. No quisiera describirlo porque es una cuestión de honor, pero él sabe de lo que estoy hablando, tuvimos un acuerdo y no lo respetó . (Monreal también olvidó la máxima del Pripalda, catecismo que el engañado no debe de desconocer puesto que su debut en política fue dentro de las filas del Revolucionario Institucional. Lo que pasa es que los dos embaucados no supieron poner en práctica la máxima pripaldiana porque la estudiaron cuando los alumnos sólo memorizaban mecánicamente, no como ahora que aprenden a aprender).

Pero hubo una máxima del precitado catecismo que el exgobernador de Zacatecas aprendió bien, la que dice el camino al presupuesto está empedrado de buenas relaciones . El escritor de estas líneas navegó por internet y encontró en https://www.youtube.com/watch?v=PApRm2jsCc4 una declaración del delegado en Cuauhtémoc que transcribo para usted: Mi relación con Morena y con López Obrador es estupenda. Con Andrés tengo 20 años trabajando, soy fundador de Morena. Nunca voy a pelear con Andrés, nunca lo voy a traicionar. Prefiero no participar en política, prefiero no meterme en política que enfrentarme a Morena o tener alguna diferencia con Andrés. Yo creo con seriedad que la lucha de Morena no debe darse al interior. Andrés es el mexicano que debería ganar la Presidencia de la República, yo he soñado con que Andrés sea presidente de la República y por eso voy a luchar con todas mis fuerzas para que sea presidente de la República, desde mi trinchera, aun cuando no tenga ninguna posición política porque no soy un ambicioso vulgar .

Pero Monreal también es político y López Obrador, a su vez, cursó el kinder y la primaria en el PRI con buenas notas, sobre todo musicales (compuso un himno) y, al parecer, él no olvidó y puso en práctica la primera de las máximas aquí glosadas del catecismo de marras.

Las circunstancias pusieron en evidencia que el nacido en Fresnillo es un buen discípulo de AMLO en la materia titulada obstinación. En un video realizado el 28 de agosto, tras dar a entender que a pesar de las múltiples ofertas para contender por otros partidos él quiere seguir en Morena; expresó que los errores se pueden corregir y enmendar las acciones incorrectas por la Comisión Política y el Comité de Encuestas , porque la legitimidad del proceso es clave, no sólo en la CDMX sino en todo el país . Reveló que no está en busca de premios de consolación. Él lo que quiere es que se repita el proceso y que el elegido sea él no lo dijo literalmente pero lo dio a entender . ¿En verdad pensará que AMLO dará marcha atrás para que Monreal sea candidato? Si así piensa no conoce bien a Andrés Manuel ni otra máxima del catecismo del padre Pripalda la que sentencia: No te sorprendas de que ande por debajo del agua, sobre todo si lo conociste vestido de buzo .

El pasado domingo, López Obrador firmó el Acuerdo de Unidad Nacional, sin la presencia de Monreal; al cual no mencionó en su discurso, tampoco levantó la mano de Claudia Sheinbaum, en señal de victoria. De lo que expresó sobresale esta frase: No es la lucha del poder por el poder, no es el quítate tú para ponerme yo .

Por su parte la delegada de Tlalpan también elaboró un video por medio del cual le mandó un mensaje a su colega de la Cuauhtémoc: Hay que saber perder sin chantajes .

Colofón

Un socarrón amigo me contó que cuando Monreal se enteró que las encuestas en forma de dedo señalaron a Claudia Sheinbaum, dijo para sí: Trágame tierra . Entonces en la delegación Cuauhtémoc, entre las calles de Humboldt y Colón, se abrió un socavón.

elprivilegiodeopinar@eleconomista.com.mx