Ayer sin discusión alguna, y más allá de los riesgos, el Senado avaló con 107 votos y sólo uno en contra las modificaciones al T-MEC, y nuevamente se adelantó por mucho a lo que pueda suceder en EU y Canadá.

Esto se dio no obstante que en la IP, le confirmó, hay molestia con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que en la recta final no se le consultó.

El martes sólo Coparmex de Gustavo de Hoyos hizo público ese sentimiento, máxime las sorpresas en lo laboral, ambiental y las reglas de origen para autos.

Le platicaba de la inclusión de supervisores laborales de EU con sede en la CDMX para verificar las reglas laborales que México comprometió. Habrá también un comité y reportes al Congreso de EU, igual para la parte ambiental.

En caso de fallas, las empresas podrán ser llevadas a paneles de controversia en lo laboral y el gobierno mexicano para lo ecológico.

Fuentes de la IP señalan que fue el subsecretario Jesús Seade quien optó por negociar ya en directo en Washington desde la semana pasada sin el soporte privado. Se cree que había márgenes para evitar las concesiones. Sin embargo, la prioridad fue cerrar, ya que el límite en el Congreso de EU para ratificar el T-MEC es el 20 de diciembre.

Habrá que reconocer que en el CCE de Carlos Salazar tampoco había mucho espacio para moverse. Rechazar un acuerdo de la envergadura del T-MEC no era racional, dada su importancia para México y los esfuerzos de tres años y medio.

Además, el marco comercial no es sencillo, máxime los vientos proteccionistas que prevalecen con Donald Trump al cerrar los caminos a China, la UE y Sudamérica.

Lo otorgado en lo laboral es un foco amarillo para las empresas. Deberán ser cuidadosas para ejecutar la reforma laboral. Si se cumple, será bueno para el país, pero hay riesgos de que EU o Canadá aprovechen para frenar nuestro comercio.

También con las reglas de origen para autos que suben el contenido del planchón de acero a 70%, existen desafíos. En Concamin de Francisco Cervantes y Canacero que preside Máximo Vedoya se han analizado éstos en las últimas horas. Hay el temor de que con lo pactado sólo queden cubiertos los aceros especiales, en tanto que el resto, muchos vinculados al rubro de la construcción como varillas, quede supeditado a la competencia de otras latitudes o de posibles barreras desde EU.

En lo que hace a patentes de medicamentos biotecnológicos, otro tema que se modificó, el plazo se dejó abierto para que cada país decida. Dependerá de Economía de Graciela Márquez y Salud de Jorge Alcocer lo que se fije para México. En el CPTPP la protección es de 8 años, lo que quizá sirva de referencia.

KIA por 104,000 autos en el 2020 y en enero Seltos

Aunque el rubro automotriz trae una caída en las ventas internas de 7.6% hasta noviembre, hay algunas empresas que han logrado librar mejor el temporal. Una es KIA que en el mismo lapso logró avanzar 2% y se quedó a nada de la meta de 100,000 unidades. No obstante, esta compañía que dirige Horacio Chávez ya es la quinta firma en el mercado mexicano a cuatro años de su llegada. México también ya ocupa el sitio cinco en importancia para esta multinacional coreana. Entre sus secretos, está su agresiva política de financiamiento. Para el 2020, sin embargo, no se espera una gran recuperación. Aun así podría llegar a unos 104,000 autos, pues se empujarán algunas novedades. Apunte a Seltos, que es una SUV pequeña y que desde enero estará en las 55 distribuidoras que posee esta firma. Este vehículo se traerá de su planta en la India.

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.