El pasado miércoles, se dieron a conocer las minutas de la reunión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (fed) de Estados Unidos. En el documento, se dejó ver que podrían presentarse más aumentos al rango de la tasa de referencia en el corto plazo

¿Qué factores en la economía está observando el comité para retirar el estímulo monetario?

Según las minutas, la economía de Estados Unidos avanza a un ritmo sólido. Los miembros del FOMC coinciden en que el gasto en los hogares continúa siendo sólido, al igual que la inversión en los negocios.

La reforma fiscal expansiva y el elevado nivel de confianza del consumidor mantienen impulsando el crecimiento. En el segundo trimestre, existió un factor adicional, que fue el incremento extranormal en exportaciones agrícolas.

Para la segunda mitad del año, se espera una ligera desaceleración debido a que el efecto en las exportaciones será transitorio, pero el avance seguirá siendo favorable.

Por otra parte, el mercado laboral también continuó en buena condición. En junio, se observó un ligero deterioro de la tasa de desempleo, pero fue acompañado por una subida en la tasa de participación laboral.

Preocupó un poco el hecho de que los salarios nominales crezcan muy despacio; sin embargo, se habló sobre indicios de que éstos empezarán a subir dentro de poco tiempo.

La inflación también mantuvo un desempeño favorable, quedando tanto la general como la subyacente cerca del objetivo de 2%, luego de que por un tiempo se mantuvo por encima.

Entonces, el panorama para la situación general de EU luce favorable, aunque no se puede dejar de mencionar que existen ciertos riesgos. De los más mencionados, son las disputas comerciales. En general, se espera que si éstas no se resuelven pronto, podría haber efectos en las decisiones de inversión que conllevarían una desaceleración de la economía.

También podrían generar presiones por el lado de la inflación y el empleo. En conclusión, hay buenos crecimientos, pero son amenazados por las tensiones comerciales.

Si la situación sigue por este camino, esperaríamos más incrementos para el rango de tasas de la Reserva Federal. En este sentido, la Fed ha sido muy clara y ha expresado que, si las expectativas económicas permanecen sin alterarse, sería conveniente dar otro paso a la remoción de la política monetaria acomodaticia, lo que significa que las tasas subirían.

Se considera que con aumentos graduales a la tasa de interés todavía habría espacio para que la economía siga creciendo, el mercado laboral continúe fortaleciéndose y la inflación continúe su convergencia al objetivo. La gran incógnita es hasta cuándo se extenderá el ciclo de alza en tasas.

En las minutas, comienzan a observarse señales que podrían llevar a concluir que ya se vislumbra un final para el ciclo alcista, aunque no en el corto plazo. Se mencionó que pronto las tasas de interés llegarán a un nivel cercano al de la tasa neutral. Incluso se comentó que pronto podría dejar de ser apropiado mencionar que la política monetaria continúa siendo acomodaticia.

¿Qué pasaría con la política monetaria en México?

Hay que considerar que el panorama para nuestro país no es tan favorecedor. Las expectativas de crecimiento económico para este año han venido ajustándose a la baja. Además, la inflación siguió presionada, sobre todo por productos provenientes de la parte no subyacente.

Persistió una marcada incertidumbre que en gran parte proviene de las disputas comerciales, por lo que se consideró que el balance de riesgos continuó sesgado al alza. Dado lo anterior, nosotros consideramos que todavía van a ocurrir aumentos en la tasa de referencia de Banxico, tanto en respuesta a los movimientos de la Fed como para mantener bien ancladas las expectativas de inflación. No hay que dejar de lado el hecho de que el diferencial entre tasas de EU y México se ha ampliado de manera considerable desde el 2016, por lo que pudiéramos llegar a pensar que el ciclo alcista de México podría desacelerar antes que el del vecino del norte.

*Manuel González es analista senior de Signum Research.