Aayer se publicaron las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Fed llevada a cabo el 29 y 30 de octubre en la que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) decidió recortar la tasa de interés de referencia por tercera vez en el año en 0.25% para ubicarla en un rango de 1.50 a1.75 por ciento.

El contenido de las minutas confirmó que la Fed no volverá a recortar las tasas en el mediano plazo, a menos de que haya un cambio importante en las perspectivas económicas.

El tono de las minutas es consistente con las recientes intervenciones de varios miembros del FOMC, incluido a su presidente Jerome Powell, en el sentido de que la Fed considera que el nivel actual de tasas es consistente con la perspectiva actual de crecimiento e inflación para la economía estadounidense.

Aunque el crecimiento se ha desacelerado y algunos sectores como el de manufacturas están en franca recesión, el consumo se ha mantenido fuerte y la actividad económica en general se ha desacelerado menos de lo esperado.

Adicionalmente, la tregua comercial entre China y Estados Unidos, que ha abierto la puerta a un acuerdo preliminar y prevenido una nueva escalada en las tensiones, ha influido de manera muy positiva en el ánimo de los mercados, contribuyendo a un relajamiento en las condiciones financieras a nivel global.

En este entorno, las minutas dan a entender que los miembros del FOMC se sienten muy cómodos con la decisión de no seguir bajando las tasas. Incluso, las minutas revelaron que la decisión dividida para bajar la tasa en un cuarto de punto —en la que dos miembros votaron por mantener la tasa sin cambio—estuvo muy cerca de decantarse hacia no bajar las tasas, ya que dos de los miembros que votaron a favor de la reducción en la tasa estuvieron a punto de votar por dejar la tasa sin cambio.

Queda claro que la relajación en las tensiones comerciales y la mejoría en las condiciones financieras a nivel global le dan espacio de maniobra a la Fed para ser paciente y ver el impacto acumulado de los tres recortes de 0.25% cada uno —llevados a cabo entre julio y octubre— sobre la actividad económica y la inflación.

De no haber una desaceleración mayor a la estimada para el 2020 y si la dinámica de negociaciones comerciales se mantiene sin una nueva escalada significativa, es altamente probable que la Fed mantenga las tasas sin cambio alguno durante todo el 2020.

No obstante, en caso de ser necesario —ya sea por una desaceleración o por un deterioro importante en las condiciones financieras a nivel global— la Fed parece estar lista para reiniciar el ciclo de bajas y llevar la tasa a los niveles necesarios para evitar una recesión.

No obstante, pareciera que la Fed prefiere mantener una posición neutral durante el año electoral en Estados Unidos y que solamente actuará en caso de ser estrictamente necesario.

[email protected].mx

Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Socio Director de Estructura Partners

Sin Fronteras

Desde 2009, el Sr. López-Dóriga es Socio Director de Estructura Partners, una consultoría especializada en fusiones y adquisiciones, así como en estructuración de operaciones de financiamiento vía deuda y capital.

Es egresado de la Licenciatura en Economía de la Universidad Iberoamericana, donde se graduó con mención honorifica y el promedio más alto de su generación, y cuenta con una Maestría en Economía de la London School of Economics, donde fue distinguido con la beca British Council Chevening Scholarship Award.