Estados Unidos confía que el mundo va a hacer lo que ya hizo en el pasado para garantizar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuente con los recursos para manejar los desafíos del futuro .

Así lo dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, en la conferencia de clausura del seminario del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) que se desarrolló en México, previo a la Reunión de Ministros de finanzas y banqueros centrales del G – 20.

Lo que omitió decir, es si el mismo Estados Unidos está dispuesto a abrir la chequera para ampliar el arsenal del FMI en la tarea de apuntalar a las economías europeas atacadas por la incertidumbre del mercado.

Ni tampoco explicó cuál sería el costo que cobraría por emitir un giro mayor al Fondo.

Según la directora gerente del FMI, Christian Lagarde, que por cierto llegó el viernes por la noche a México, con el objeto directo de sensibilizar a los ministros reunidos para que le faciliten más recursos, el FMI necesita una inyección urgente de 500,000 millones de dólares para garantizar que puede facilitar su apoyo a los países europeos.

Pero ni EU, que es el principal accionista del organismo, ni los países emergentes ricos, como son los BRICS, están dispuestos a soltar el tiro, perdón, el giro, mientras el mismo FMI no se comprometa, según Geithner, a apoyar a Grecia y garantizar que Europa comenzará a estabilizar su situación financiera.

Los BRICS traen su propia jiribilla. Quieren garantías de que el cheque a favor del FMI, traerá dividendos en forma de un mayor poder de decisión en el seno del Directorio del mismo organismo.

Así de claro.

Nadie quiere dar algo a cambio de nada. Ni EU es dama de la caridad, ni los BRICS, que por cierto, están dispuestos a cobrar a precio de oro, los recursos que utilizaría el Fondo para rescatar a Grecia y a los PIGS (Portugal, Italia, España) que aún lo requieran.

En un par de horas, la directora gerente del FMI, ofrecerá una rueda de prensa en lo que es el último día de trabajos de la Reunión de Ministros de finanzas y banqueros centrales del G20.

Por lo que se puede anticipar no ha habido acuerdos para darle el cheque que pide, y el tema central de la Reunión ha sido cómo apagar el fuego prendido en las arcas públicas de Grecia, para que no se corra hacia las de España e incluso Italia. Este tema no ha tenido respuesta desde la Cumbre de Paris del año pasado.

De mis apuntes

Fue una odisea llegar al búnker de reunión de los ministros del G- 20 en auto. ¿Cómo no se me ocurrió traerme unos patines para venir por Avenida Reforma y llegar sin contratiempos, hoy que es domingo, y que el paseo en bici obliga al cierre de esta vía?

Ni modo, para la próxima me vengo en metro, como hice los días previos, o saco la tarjeta de la ecobici