Madrid, Esp. Para la industria aseguradora, México es uno de los nichos de mayor potencial de crecimiento.

Ésa es la buena noticia. Pero detrás de ella está una realidad inocultable: la baja penetración de la actividad aseguradora en la economía que no ha podido superar 2% del Producto Interno Bruto desde 1990.

Ello contrasta con lo que ocurre en otros grandes mercados latinoamericanos como Brasil y Chile, que han logrado una penetración de 3.4 y 4%, respectivamente.

Los datos de la industria aseguradora en México son apabullantes.

Sólo 4.5% de los hogares está asegurado en el país.

Los seguros de automóviles sólo protegen 26.5% del parque existente al no existir un seguro obligatorio.

La baja penetración de la industria aseguradora en México es precisamente lo que genera la expectativa de un mercado de crecimiento potencial para el sector asegurador mundial.

Economía, sexy ?para aseguradoras

La estabilidad y solidez de la economía mexicana también son un atractivo para la industria aseguradora.

La economía mexicana resistió con solidez la crisis financiera que golpeó duramente a Estados Unidos en el 2008.

La economía mexicana creció a una tasa de 4.1% anual y, de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional, mantendrá un ritmo de crecimiento estable en torno de 3.5% durante éste y el próximo año.

Precisamente por su bonanza económica, su enorme masa crítica y su estratégica situación geográfica, México ha atraído a un número importante de inversionistas extranjeros en los distintos sectores industriales y económicos, entre ellos el financiero y en particular el asegurador.

En el mercado mexicano participan grupos aseguradores europeos y estadounidenses.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, operan en México 99 compañías de seguros.

De ese número, 63% cuenta con participación de capital extranjero y maneja una cuota de 70% del volumen de primas.

El 37% restante de las empresas es de capital local, con un volumen de primas equivalente a 30 por ciento.

El volumen de instituciones financieras que distribuyen seguros es cada vez mayor y hoy representa 28% del volumen de primas total del mercado.

Concentración creciente

A partir del 2002 comenzó una mayor fragmentación en el mercado asegurador mexicano.

Durante esa década, las primeras cinco compañías de seguros han pasado de concentrar 67% del mercado a 47 por ciento.

Sin embargo, en la actualidad, las primeras 15 compañías de seguros –de las 99 que conforman el sector acaparan 80% del mercado.

Mercado mexicano en cifras

Al cierre del 2010, las primas del sector asegurador mexicano ascendieron a 241,891 millones de pesos, equivalentes a 14,493 millones de euros.

De ese total, 7,721 millones de euros correspondieron al ramo de no vida, en el que el principal producto asegurador es el de autos, con 20.8% de las primas, seguido de daños con 19.5 por ciento.

Las primas por accidentes y enfermedades sumaron 13.4% del total y los seguros de pensiones 6.6 por ciento.

Mapfre México

Las operaciones de Mapfre en México se remontan a 1990 cuando compra una participación de 49% de Seguros Tepeyac.

En el 2000, cuando la legislación mexicana permite la participación mayoritaria de capital extranjero, Mapfre compra la totalidad de las acciones de la empresa.

Hoy, Mapfre es la quinta aseguradora en el ranking de no vida en México, con una cuota de 5.4%, y la novena en vida, con un negocio de 3.7% del total.

Su principal negocio es el seguro de daños, que representa casi 40% del total; seguido por autos con 33.4%; vida con 14.5%; accidentes y enfermedades con 12.3 por ciento.

CUENTOS VERAS

Para esta aseguradora española, Latinoamérica es la mejor apuesta que pudo haber realizado. Frente a la crisis que vive Europa, América Latina es una fuente muy importante de ingresos que mantienen una tendencia creciente.

[email protected]

Twitter: @marco_mares