Desde Davos, Suiza. Arranca la cobertura del F oro de Davos, con una serie de interrogantes sobre la recepción que darán los mayores empresarios globales a las economías latinoamericanas.

Ya nos habían anticipado desde México, tanto el Economista en Jefe del Bank of América para el país, Carlos Capistrán como su similar del Deutsche Bank, Alexis Milo, que el emergente con el mejor perfil en la incertidumbre mundial, sería México.

Cierto. Lo confirman más de 1,400 CEO´s encuestados por PWC, que consideran a México como emergente que, junto con los BRIC, podría ofrecer un potencial de expansión para sus negocios, en los próximos 12 meses.

¿Qué es lo que están viendo de México hasta acá, en la Montaña Mágica? Pues de acuerdo con el analista en temas energéticos de la consultoría IHS, Carlos Pascual, persiste el potencial energético en el país, pese al precio bajo del petróleo.

Previo a que dicte su diagnóstico sobre la situación energética en América Latina, explica en conversación que con los ingresos mucho más bajos que han experimentado las petroleras, el reto de cada una es entender cómo pagar los dividendos, cómo mantener el interés de los inversionistas y el valor de las compañías.

Para el especialista, las autoridades mexicanas lo han captado bastante bien y deberían llegar al Foro, a subrayar, evidenciar y destacar que más allá de una política de competitividad, México está adaptándose a la nueva normalidad de los energéticos, a favor de su desempeño.

Pero, el mejor perfil crediticio, no es el más popular. Al menos aquí, en Davos... Y para prueba:

E sperando a Macri

La primera noche del Foro de Davos en su edición 2016, cae sobre los Alpes suizos. Poco a poco llegan las delegaciones de los países emergentes interesados en atraer capitales productivos y ya se deja sentir la expectativa por los de boga: el primer ministro griego, Alexis Tsipras y el recién estrenado presidente de Argentina, Mauricio Macri.

L a curiosidad del mundo empresarial hacia América Latina, se enfoca este año hacia el Sur. Ahí, en el país que tenía 13 años sin enviar delegación oficial al Foro de Davos. Quizá a falta de buenas noticias, están buscando esperanzas en el azul y oro que hoy encabeza la Argentina. La promesa del novel presidente, de abrirse al mundo de nuevo, con respeto a las reglas de mercado está gustando.

Y como me dijeron hoy en los pasillos del Centro de Convenciones del WEF, aquí quienes mandan son los empresarios. Si ello quieren ver a un solo funcionario, a ése es al que mandan traer. No tienen que desplazarse más funcionarios de los que llaman los industriales .

Y convocaron a Macri, a Tsipras y a la International Energy Agency. Por ahora, con ellos es suficiente.

De mis apuntes

Como siempre, quedo a sus órdenes en mi cuenta de twitter @morales_yoly. Realicemos esta cobertura juntos.