Les cuento que he dedicado mis días desde que llegué de Davos, a buscar el consejo de los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación Económica y de Desarrollo (OCDE), Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

C onsejos para transmitirlos a México , ahora que tiene en puerta la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (NAFTA por su sigla en inglés). Consejo sobre alternativas de políticas públicas para un escenario B si se llega a cancelar el NAFTA. Consejo sobre cómo sobrevivir al ambiente poco amigable que está enfrentando mi país.

Esa, literal, fue la petición que hice. Tres de los organismos citados respondieron que no sería posible, pues prefieren no hacer comentarios al iniciar las negociaciones. En serio. Los think thanks de las políticas públicas mundiales, los organismos de los que México es miembro y a los que les paga para identificar vulnerabilidad y corregirlas de manera temprana, no pueden dar opiniones al iniciar la negociación

Estamos solos. Tan solos como ayer mismo, cuando la agencia Reuters, divulgó dichos de f uncionarios de Canadá, que aseguraban queremos a nuestros amigos mexicanos, pero nuestros intereses van primero

México está colgado por los pies de una ventana de un rascacielos. Está en una situación terrible y nosotros no , refería una segunda fuente gubernamental de Canadá a la agencia.

Desde el jueves, tras sostener una entrevista esperanzadora con el Director de ProMéxico, Francisco González, en Davos, conversé con una de mis grandes amigas. La mejor, si se me permite acotar. Podemos jugar con quien quiera tener el balón. Si no es EU, será América Latina; o China, o Reino Unido o Rusia , le aseguré.

Mi amiga Sandy, respondió con pena: Amiga, en Sudamérica no nos quieren. H ay muchas revanchas y resentimientos que me parece, dificultarían un apoyo o un sentimiento de unidad.

Estamos solos. Solos y atónitos. Solos con una fuerza laboral lista para aprovechar oportunidades. Solos con mil ideas para emprender tantas que hay empresas que están exportando a Indonesia productos sumamente especializados. Solos con nuestros niños, adolescentes y jóvenes ávidos de aprender. Solos con Olga Medrano, la mexicana ganadora de la Olimpiada Europea de Matemáticas. Solos, con el oftalmólogo Arturo Solís Herrera, egresado de la UNAM que inventó una carga de energía que dura hasta por 100 años, cuya patente está en Rusia. Pero cuyo origen fue este México solitario.

Sí. Estamos solos, tratando de negociar nuestra permanencia en el NAFTA. Solos representando a los migrantes que ingresan a Estados Unidos buscando una oportunidad de una vida mejor y poniendo a sus órdenes su experiencia, su fuerza y su capacidad de desarrollo.

México cuenta con 12 Tratados de Libre Comercio que tiene con 46 países; 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones con 33 países más, y 9 acuerdos de alcance limitado de Complementación Económica. Confio que ahora, los emprendedores mexicanos sabrán aprovecharlos.

¿Hay vida después del NAFTA? Sí. Yo confío que sí. A unque esta vez, no nos valió ser uno de los mas avanzados en aplicar las políticas del Consenso de Washington, para recibir algún tipo de espaldarazo. Este tipo de crisis suelen sacar lo mejor de uno. Y demostrarnos con quién contamos.

De mis Apuntes

Es momento de cerrar filas a favor de México. Hoy escuché que incluso Andres Manuel López Obrador, hizo un llamado a la unidad para enfrentar el contexto negativo. No podemos hacer menos. México nos necesita. Y todos somos México. Espero conocer sus opiniones @morales_yoly