A mediados de los 70’s y principios de los 80’s el gran teólogo de la comunicación, el canadiense Marshall Mcluhan inspiró a cientos de miles de estudiantes de periodismo y lanzo la famosa teoría del embudo’’ así como en que repetir una mentira cientos de veces la convierte en verdad’’.

Y es precisamente lo que está ocurriendo en nuestro hermoso México lindo y querido. El bendito candidato (pre-pre) del Partido Acción Nacional (PAN) y actual secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ernesto Cordero debe tener razón.

Sí. Dijo que un mexicano o mexicana puede enviar a su hijo (a) pensando en que La Familia Pequeña Vive Mejor’’ a una escuela particular, adquirir un vehículo, no precisó si de lujo, pero debe ser austero, claro y tener una casa, tampoco confesó si era un huevito de 40 metros cuadrado o en la que vive él, ya es una realidad.

Y luego agregó que todo lo hecho por el PAN en los dos últimos gobiernos de Vicente Fox Quesada y lo que lleva Felipe Calderón, su protector y amigo, debe ser la punta de lanza para volver a votar por el color azul del cielo’’ y seguir mejorando o que México ya no es una nación pobre.

Pero creo que se aventó un juego legal después de la séptima entrada, al robarse las bases, pero no anotar carrera, pese a que la Procuraduría General de la República (PGR), tiene a un gallo fuerte y poderoso, Jorge Hank Rhon que pueden acusarlo de todo, menos de posesión de armas, porque se les va a pelar.

En ese sentido con las bases llenas y pese a que agregó a sus palmares severas críticas se echo otro grave error de juego’’ al lanzar un Ball Pich o Bola Perdida’’ no Pérdida’’, al expresar que el salario mínimo –quien sabe quién lo conozca- porque alcanza para más.

Ahí va. Por primera vez en décadas, el poder adquisitivo de salario mínimo está creciendo en México, es decir, lo que alcanza para comparar con un salario mínimo es más’’. Esa fue su expresión.

¿Qué les gustaría a ustedes ofrecerle a don Ernesto Cordero?

Primero que gane 6,000 pesos pese a sus estudios o que meta en su bolsillo un salario mínimo para que nos explique para que le sirvió ese tan crecido salario mínimo’’ que hace por lo menos dos décadas se hizo polvo.

¿Quién vive con eso? ¡Por favor!

COMMODATO

Decimos por qué a lo mejor estamos equivocados. Alberto Moreno Mejía, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dijo que los medios de comunicación mexicanos están magnificando la violencia.

¡Que viva unos días en Ciudad Juárez! Chihuahua, donde estuvo de visita.

Seguro le mostraron la Encuesta Continua sobre la Percepción de la Seguridad Pública (ECOSEP) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que según el resultado la percepción’’ de seguridad se elevó a 95.1 puntos –abril de 2009=100- lo que es superior en 2.3% al reportado a igual mes del 2010, cuando había sido de 92.9 puntos.

¡Vamos ganando aunque no se vea¡ De acuerdo a esos verdaderos héroes que viven del escaso dinero, que sirve para no incrementar la inflación y los que no viven aquí.