Hoy termina la segunda edición del foro Mexico Connect 2018 en el hotel St Regis de la Ciudad de México. En esta ocasión, los trabajos y conferencias se enfocaron en el creciente negocio de los servicios mayoristas de telecomunicaciones. El foro convocó a más de 120 empresas mexicanas e internacionales para explorar las nuevas oportunidades de los mercados al mayoreo y forjar alianzas entre proveedores, operadores minoristas y comercializadoras de servicios de telecomunicaciones.

Hasta hace algunos años, sobre todo antes de la reforma constitucional en telecomunicaciones del 2013, los servicios mayoristas eran una rarísima excepción y los operadores se veían obligados a instalar su propia infraestructura para llegar a los usuarios finales. Quizá el primer proyecto exitoso de compartición eficiente de infraestructura se dio en el mercado de torres para telefonía celular y radiodifusión con la llegada de American Tower en los primeros años del 2000. Poco a poco, American Tower y otras empresas de menor tamaño fueron adquiriendo torres de los operadores establecidos y desarrollando nuevos sitios para que éstos pudieran instalar sus antenas sin distraer recursos en las negociaciones de contratos de arrendamiento a largo plazo o en la obtención de permisos estatales y municipales. El modelo fue perfeccionándose y creciendo, aunque hace falta señalar que el país aún tiene un déficit de infraestructura de aproximadamente 50,000 torres, así es que hay demanda y todo indica que ésta no hará otra cosa que no sea crecer de manera exponencial. Las nuevas tecnologías 5G y el Internet de las Cosas requerirán aún de mucha capacidad adicional. Resulta curioso que, con la reforma, América Móvil, que siempre había sido reacia a la compartición de infraestructura, se dio cuenta del inmenso valor que tenían las torres de Telcel si se llegasen a manejar como una empresa mayorista de infraestructura y no, como había sido hasta entonces, como una unidad de producción en una cadena de valor verticalmente integrada. Así nació Telesites, la cual es hoy por hoy, la empresa de infraestructura compartida más grande del país.

Si bien la compartición de infraestructura pasiva, como pueden ser las torres, postes, ductos y derechos de vía de Telmex, CFE, empresas ferrocarrileras y carreteras, ha sido y será importante para satisfacer la demanda creciente de transmisión de datos, lo cierto es que hay decenas de empresas privadas e independientes que ya participan en el mercado de servicios de transporte de datos al mayoreo y que junto con los proyectos gubernamentales de la Red Compartida y la red troncal detonarán una oferta que quizá logre alcanzar a la demanda esperada.

Creo que sería bueno que Telmex volteara a ver eventos como el Mexico Connect 2018, quizá podría darse cuenta de que la compartición de su infraestructura pasiva y la desagregación del bucle local, sobre todo en fibra óptica, puede llegar a ser un buen negocio en sí mismo, con un éxito similar al que Telesites ha tenido en servicios inalámbricos. El balance está en el precio y el Instituto Federal de Telecomunicaciones podrá mediar entre oferta y demanda para encontrar el correcto punto de equilibrio.

Ayer, tuve el honor de moderar el primer pánel del Mexico Connect 2018 sobre las alternativas para acelerar la transformación digital en México. Los ponentes Simón Masri, CEO de C3NTRO Telecom, Gabriel Holgado Tovar, vicepresidente de cuentas globales y servicios mayoristas de CenturyLink, y Noé Garza González, vicepresidente de tecnologías de la información de Maxcom, coincidieron en los beneficios detonados por la reforma en telecomunicaciones, pero también llamaron la atención sobre el permanente rezago de la regulación respecto de la tecnología. Muchas de las medidas incorporadas a la reforma debieron haber sido implementadas hace varios años, al mismo ritmo que los países europeos y algunos latinoamericanos. En lo personal, me quedo con una de las más importantes conclusiones del pánel: el futuro de los servicios de telecomunicaciones está en la satisfacción del usuario. Ya no podemos verlo como un cliente tecnológicamente cautivo y para eso están los operadores mayoristas, para que las empresas de servicio al cliente se enfoquen en lo mejor que saben hacer, atender a su cliente, mientras los mayoristas se dedican a desarrollar infraestructura.

Gerardo Soria

Presidente del IDET

Backup

Abogado especialista en sectores regulados. Presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET). Doctorando en letras modernas en la UIA.