Paradojas del concurso mercantil: aún sin operar, Mexicana de Aviación es la aerolínea bandera del país y aún detenta la mayor parte de las rutas internacionales.

Los magistrados del Tercer Tribunal Unitario del Primer Circuito en materia civil otorgaron una suspensión definitiva a los trabajadores de Mexicana de Aviación respecto de la sentencia del juez Felipe Consuelo,quien decretó el concurso mercantil y ordenó su liquidación.

La sentencia interlocutoria, dictada el pasado martes 6, frenará la cancelación de concesión de las rutas nacionales e internacionales de la línea aérea, que podrían instrumentar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como la cancelación de los contratos de servicios firmados con los distintos operadores de los aeropuertos nacionales y con ASSA en aquellas terminales en las que tenía slots.

El síndico Alfonso Ascencio Trujeque no podrá seguir vendiendo los bienes de la compañía por separado, explicó Joaquín Ortega, representante legal de los trabajadores de Mexicana.

La conservación de las rutas y los slots implica que la empresa mantenga, como fuente de pago, el patrimonio de mayor valor después de su planta laboral. Como referencia: en julio del 2014, American Airlines obtuvo 420 millones de dólares por la venta de 34 slots.

Una victoria en la larga y tediosa batalla lega por mantener la masa patrimonial de Mexicana, pero sobre todo para preservarla como fuente de trabajo de la que dependen principalmente los jubilados y pensionados.

Los fondos se alimentan precisamente de los salarios que se paguen y si la empresa no funciona simplemente no hay forma de sostenerlos , sentenció.

Los acreedores de Mexicana tendrán la última palabra. Banorte, Bancomext, ASSA y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México podrían promover un recurso de revisión.

Los trabajadores confiamos en que se ratifique la suspensión definitiva , insistió el abogado Ortega. Si en última instancia, los ministros de la Suprema Corté de Justicia de la Nación declararán firme la quiebra de Mexicana, el valor de los slots se degradaría, junto con todos los derechos derivados de la compresión y de los contratos de servicios aeroportuarios. Los empleados y los acreedores sólo tendrían como fuente de pago los bienes muebles.

Además del valor indispensable que como fuente de trabajo o de pago tiene la conservación de todos los bienes de Mexicana, los trabajadores y el público usuario de servicios de transporte aéreo entienden el valor que tiene la vuelta de Mexicana al mercado, por la distorsión de las tarifas que ha provocado su ausencia. Confiamos en que se ratifique esa resolución porque (...) la conservación de los bienes de la compañía que se pierden con la declaración de quiebra, tal y como fue hecha, implica la pérdida total de los principales valores de la concursada , puntualizó el abogado y vocero de los trabajadores.

EFECTOS SECUNDARIOS

LAS CULPAS DE ALSTOM. Hombre calmado y Vieja amiga eran dos alias que constantemente se repetían en el listado de profesionistas presuntamente contratados por Alstom como asesores foráneos. Otros, apenas referían una ubicación geográfica (Sr. Ginebra, Sr. París, o simplemente Londres). Los investigadores sospecharon que más que su oriundez, apuntaban al lugar donde empleados de la firma francesa hicieron trasferencias de fondos. No era el pago de servicios profesionales, sino de sobornos. Y los supuestos consultores en realidad eran funcionarios gubernamentales que dieron contratos y obras, como contraprestación.

Alstom y sus filiales institucionalizaron esos pagos y los incluyeron en la contabilidad corporativa. Esa práctica se extendió a lo largo de una década, por lo menos, abarcó países de tres continentes y recorrió varias líneas de negocio. Para sobornar a funcionarios gubernamentales de alto nivel, recurrió a esquemas más sofisticados. A finales del año pasado, Alstom se declaró culpable de haber implementado un esquema generalizado por medio del cual entregó decenas de millones de dólares a funcionarios de una veintena de países en tres continentes. Las autoridades estadounidenses recabaron pruebas en Arabia Saudita, Bahamas, Egipto, Indonesia, México y Taiwán. Sus ejecutivos y representantes habrían desembolsado al menos 75 millones de dólares para asegurar 4,000 millones en proyectos que produjeron ganancias por más de 300 millones para el consorcio. La fiscalía propuso una multa de 772.3 millones de dólares como sanción penal. La audiencia de sentencia quedó programada para el 23 de junio. Tal sería el colofón de esta historia, que durante años estuvo en suspenso debido a las maniobras de Alstom, cuyos directivos sistemáticamente se negaron a colaborar con las autoridades judiciales, no obstante las evidencias sobre las conductas ilícitas de su filial estadounidense surgidas durante la indagatoria de un proyecto energético en Italia. La fiscalía presentó cargos contra cuatro ejecutivos de Alstom, por supuesta conducta corrupta. Y fue hasta entonces que Alstom comenzó a prestar cooperación a fondo. En su capítulo mexicano, la historia de Alstom está inexorablemente ligada al fracaso de la Línea 12 del STC Metro.