La Comisión de Energía del Senado de la República, que preside Francisco Labastida, recibió el pasado viernes una investigación que demuestra las anomalías que realizan varios funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), que dirige Juan José Suárez Coppel, y Pemex Refinación, que comanda Miguel Tame, para condonar la mayor parte de los 60 litigios que tienen contra Mexicana de Lubricantes, propiedad de Salvador Martínez Garza.

La información en manos de los senadores puntualiza la comunicación que sostiene Agustín Portal, asesor ejecutivo del Director de la paraestatal, con Martínez Garza para arreglar los litigios entre ambas partes, así como la pretensión de sacar de la jugada a Banorte, quien tiene 4.38% de las acciones.

Para lograr esto, contrataron a la consultoría Akya, el despacho de Fernando García de Luca y posteriormente a Germán Martínez, expresidente del Partido Acción Nacional. Ambos personajes orquestaron la firma de un memorando de entendimiento para vender la empresa en 1,544 millones de pesos y así evitar más responsabilidades penales.

Por otro lado, a Banorte le ofrecieron tres propuestas para darle carpetazo a las anomalías de la empresa, lo que sería un respiro a las acciones legales que pesan sobre los directivos de Mexicana de Lubricantes.

En esta trama resulta que el 29 de octubre de 2010, la oficina del abogado general de Pemex, a cargo de Marco Antonio de la Peña, envió el oficio OAG/GCPJ/1760/2010 a Pemex Refinación para también condonar la denuncia penal interpuesta en contra de Mexicana de Lubricantes si se aprueban los estados financieros reformulados del 2001 hasta el 2008.

Sin embargo, estas acciones no cayeron nada bien ni en el Senado ni con los accionistas privados que capitalizaron a Impulsora Jalisciense de Salvador Martínez, dueña de 48.77% de la empresa, ya que el arreglo evitaría transparentar la operación y los estados financieros de los últimos 11 años.

Por ello Juan José Suárez Coppel se comprometió ante el Senado de la República a fincar responsabilidades administrativas, civiles y penales por la autoridad competente contra los servidores públicos y funcionarios que han sido omisos en su actuación o que hayan incurrido en irregularidades.

Así que grábese muy bien los nombres de José Antonio Ceballos, exdirector de Pemex Refinación; Agustín Portal, asesor ejecutivo de Pemex, Francisco Rojas, coordinador de la fracción parlamentaria de los diputados del Partido Revolucionario Institucional y Jaime Mario Willars, exdirector de Pemex Refinación, entre otros.

Cofetel, sin cuadro completo

Tras la salida de Rafael del Villar como comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), ésta se quedó sin un integrante que buena falta le hace al pleno de su órgano regulador en momentos tan decisivos para el rumbo de una industria que no termina un litigio para entrar en 10 más.

Lo que se sabe es que el expediente que tiene los nombres de los integrantes ya está sobre el escritorio del presidente de la República, Felipe Calderón, así que ya tiene en sus manos la terna de la que tendrá que salir el nuevo comisionado de la Cofetel presidida por Mony de Swaan.

Título de Telmex, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ya hizo su trabajo... ¿y la Cofetel?

El viernes de la semana anterior pasará a la historia como el día en que la autoridad no modificó (por lo pronto) el título de concesión a Teléfonos de México empresa de Carlos Slim, por lo que no puede participar en el mercado de la TV de paga.

LA SCT que encabeza Dionisio Pérez Jácome resuelve por el momento una de las etapas más álgidas de la industria de la telecomunicaciones, ya se sabe que Telmex regresará con ese tema a los tribunales, apelando a la justicia lo que el Ejecutivo le niega.

Lo que esperemos que siga adelante es lo que anunció Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, durante la semana previa acerca de quién tiene responsabilidades en la solicitud que le hace Telmex para que le diera si visto bueno (o malo) respecto de cumplir con sus obligaciones para que se le cambiara el título de concesión y poder competir en el mercado de la TV de paga.

Así que, por el bien del país, esperamos ver resultados con nombre, apellido y cargo en cuanto a los responsables de haber mandado a un cajón la solicitud de Telmex, estén o no en activo en la Cofetel. De lo contrario, sabremos que en la Cofetel poco ha cambiado.