Algunas notas periodísticas informan sobre entidades productoras de carne de bovino que están invirtiendo en infraestructura para abastecer al mercado coreano.

Las perspectivas de negocio, según comentan, son buenas. ¿Cuáles son los factores que fortalecen dichas perspectivas para la exportación de carne de res a Corea?

Corea importa 70% de sus productos agroalimentarios, su dependencia del mercado internacional es muy grande.

Considerando el periodo 2005/09 para la carne de res:

1) Corea depende del exterior en 57% para satisfacer su consumo de carne de res.

2) La economía coreana se está recuperando y presenta un alto PIB percápita, lo cual ha permitido que la población pueda consumir productos con mayor valor agregado, favoreciendo las importaciones de carne de res.

3) El consumo per cápita promedio de este tipo de carne en los últimos cinco años es de 10.5kg, con un crecimiento anual de 5.4 por ciento.

4) Debido al problema de las vacas locas, en el 2003, Corea cerró sus *fronteras a la carne de res de EU, reabriéndolas en el 2006; sin embargo, el consumidor no confía en la calidad sanitaria de dicha carne.

Actualmente, existen en México entidades reconocidas como libres de enfermedades, lo cual les da una ventaja competitiva. Los puntos anteriores ofrecen un sólido sustento para vislumbrar un buen negocio.

¿Qué característica tiene el mercado coreano? La gran dependencia de las importaciones de carne y otros productos no impide que el mercado coreano sea un mercado especialmente exigente.

Los consumidores coreanos son muy sensibles a los aspectos de inocuidad en los alimentos, sobre todo en los importados, por lo que este rubro es evaluado de una manera muy estricta.

Cualquier publicación en medios, sobre productos importados con problemas sanitarios, repercute rápidamente entre los consumidores, afectando negativamente el negocio.

Es imprescindible conocer a fondo aspectos culturales del consumidor y los requerimientos legales en cuanto a materia prima, infraestructura de proceso, material de empaque y etiquetado, los cuales son supervisados por el Servicio Nacional de Investigación Veterinaria y Cuarentena (NVRQS) de Corea.

Con base en todo lo anterior, las empresas mexicanas que deseen exportar productos cárnicos a Corea deberán generar confianza a sus consumidores, demostrando que los procesos agroindustriales y controles garantizan la inocuidad de sus productos

Fernando Antonio Martínez Mendoza es especialista de la Dirección de Consultoría de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]