De acuerdo con datos que se ofrecieron en el Tercer Congreso Internacional del Transporte, en la Zona Metropolitana del Valle de México la mala movilidad provoca una pérdida diaria de 3.3 millones de horas-hombre, lo que equivale a perder cada año 33 mil millones de pesos.

Al respecto, la organización El Poder del Consumidor dio a conocer hace unas semanas un sondeo de opinión entre 2,500 usuarios de transporte público de la ciudad de México. De acuerdo con sus datos, el metro y el microbús, con 36 y 26% respectivamente, son los dos medios de transporte más usados. Sin embargo, los dos contrastan a la hora de ser evaluados por su calidad, pues el metro tiene 51% de aprobación, mientras el microbús solamente alcanza el seis por ciento.

Solamente el 5% de los encuestados respondió hacer uso de un medio de transporte por su calidad, mientras la mayoría dijo que su elección se basa en el precio, vaya, buscan el más barato. Al día, el promedio de tiempo invertido en el transporte público se concentra en el rango que va de una a dos horas.

La semana pasada, José Ángel Ávila Pérez, secretario de Gobierno del DF, aseguró que en 10 años espera que los automovilistas disminuyan el uso del vehiculo y utilicen el transporte público. "Es algo que es posible, se ha demostrado con la expansión de manera muy importante del sistema metrobús", comentó.

En tanto, el presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, Jesús Padilla Zenteno, indicó que la construcción de vías rápidas no es la solución a largo plazo, ante el constante incremento de automotores que se incorporan cada año al parque vehicular y provoca que en un lapso corto se saturen.

El metro y sus diferentes opciones

El metro de la ciudad de México transporta al día 3.88 millones de personas, de acuerdo a la base de datos de metrobits.org. Es el segundo con mayor afluencia en América después de Nueva York y el séptimo a nivel mundial. El metro es uno de los más baratos del mundo y de su tamaño, se compara con el de Beijing.

Sin embargo, a la hora de usarlo, en mi opinión hay varias mejoras que se podrían realizar. Por ejemplo, en diferentes sistemas de metro, como el de Melbourne, Australia, las líneas no son completamente lineales. Funcionan de forma similar a lo que sucede en México con el metrobús, por lo que a diferentes horas, los trenes no van hacia las mismas estaciones, recortando o alargando su trayecto.

¿Cuál sería la posibilidad de hacer un sistema por horarios? La certidumbre del sistema podría beneficiar en tiempos y planeación para los usuarios. Asimismo el cambio en los vagones, que se ha realizado con la renovación de varias líneas, es un tema importante.

Un horario de 24 horas, ¿beneficiaría? En mi opinión si. En una ciudad como la capital mexicana, los horarios de trabajo van más allá de las que se ofrece el servicio de transporte.

Metrobús y adiós a los microbuses

Con la Línea Tres en construcción y dos más en el presupuesto, el Metrobús se ha colocado como uno de los medios de transporte favoritos por los capitalinos. Cuando llegó a Insurgentes, la cual fue su primera fase, sustituyó a microbuses y autobuses. ¿Hasta dónde será esto posible?

Y el uso de la bicicleta

Hace unos meses el sistema EcoBici cumplió su primer aniversario. Se registran, de acuerdo a sus datos, 25,000 usuarios que han realizado 1.2 millones de viajes en este periodo de tiempo.

Organización, ¿la clave?

En mi opinión, así debería ser. En el uso de varios de medios de transporte en diferentes partes del mundo, me parece que parte del éxito de los mismos, es la organización, desde los horarios, la forma de pago y sus reglas. Apostar por supervías, como se menciona al inicio del texto, sería una solución pasajera, de ahí, la importancia por el transporte público.

Te invito a continuar esta conversación en mi cuenta de Twitter: @PabloEscobedo