El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno, con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas, realizará licitaciones internacionales para comprar medicamentos y eliminar el desabasto y la corrupción, que según él, existen en el sistema de  salud mexicano y el sector farmacéutico nacional.

Amenazó con que la compra de medicamentos a las empresas en México se reanudará cuando se “regeneren” y entiendan que el gobierno mexicano no es un “rehén” con el que pueden lucrar y al que le pueden vender medicamentos caducos.

Lo dijo ayer 14 de julio, casi al final de su conferencia mañanera. Estaba por reunirse con el representante permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente. Con él abordaría el tema, anticipó el Jefe del Ejecutivo.

La declaración presidencial se registra unos días depués de que el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, adelantó que estaba en construcción un nuevo esquema de compras para deshacerse de la corrupción que se registraba en anteriores gobiernos. El secretarion de Salud, Jorge Alcocer, estimó que el gobierno destinará 60,000 millones de pesos para la compra de medicamentos en el mercado internacional.

Las declaraciones del Jefe del Ejecutivo y del director del seguro social se registran cuando el gobierno mexicano ya tiene el reloj en contra para realizar la compra consolidada de medicamentos para el 2021. Las acusaciones de corrupción se realizan, sin mencionar nombres de empresas o personas.

Además, ocurren cuando las distribuidoras de medicamentos, que fueron acusadas el año pasado como el principal eslabón de la cadena de corrupción, ya están fuera del proceso de compra gubernamental y ahora son los laboratorios los que licitan directamente.

El señalamiento de desabasto, desde lo más alto del gobierno mexicano, se realiza a un año y medio de distancia de que tomó las riendas y cambió las reglas para comprar las medicinas y en general los insumos para la salud.

El director del Instituto Farmacéutico (Inefam) —firma dedicada al análisis económico de las compras de gobierno en el sector farmacéutico— Enrique Martínez observa que las declaraciones presidenciales están replicando la amenaza del año pasado.

Además, refiere que las compras internacionales, son un hecho en este gobierno.

Lo que ha ocurrido de facto —dice— es que están haciendo de la excepción, la regla.

A pesar de que México cuenta con una industria farmacéutica robusta se ha optado por las compras internacionales.

Ello no obstante que la Ley de Adquisiciones dispone que primero se realicen licitaciones nacionales.

Para el experto, el desabasto que acusa el gobierno, en realidad se explica por el desorden y falta de eficiencia de su nuevo esquema de compras.

Con las compras en el extranjero “se está llevando una medida extremadamente neoliberal”, advierte.

Esa directriz es contraria a lo que recomienda la propia Organización de las Naciones Unidas en el sentido de que los países deben tener sus propios productores de medicamentos y vacunas.

Martínez advierte una falta de eficiencia en la gestión gubernamental para consolidar el nuevo modelo de compras.

En los casi tres lustros de trabajo de la firma, dice, nunca se había observado tanto desorden y empalme de compras.

En lo que ha derivado el cambio que hizo el gobierno en el esquema de compras es en un aumento de las adjudicaciones directas y el sobreprecio de las medicinas, además de la falta de medicamentos, en particular los de especialidades.

Tan solo en las compras a través de adjudicaciones directas, se registra un aumento en el precio de los medicamentos del 30 por ciento. Detrás de la gestión gubernamental hay mucho desorden, ineficiencia y falta de coordinación, asegura.

Por su parte, los empresarios farmacéuticos coinciden en que lo que se requiere es el fortalecimiento y uso de la planta productiva nacional.

Pero sobre todo la mejoría en la gestión gubernamental del proceso de compra de medicamentos.

¡A ver!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.