Para mis hijas, mi madre, mis hermanas y mis amigas

Este Día de las Madres me trae a la cabeza los temas y las preguntas de siempre sobre la decisión de ser madre y cómo se combina con otras elecciones vitales, como el desarrollo profesional. Hoy pienso en el trabajo.

Hay dos tipos de trabajos: los remunerados y los gratuitos.

Los trabajos remunerados son aquellos que realizas a cambio de un pago en dinero y, mientras más dinero recibes por lo que haces, más éxito y reconocimiento se asocian a éste.

Tienen reconocimiento social, y está rodeado de símbolos de estatus como oficina más grande, prestaciones como autos, asistentes, choferes, secretarias y seguros. El trabajador aparece en los directorios de las compañías, viaja, tiene ropa de oficina generalmente de última moda, teléfonos inteligentes y otros gadgets.

Generalmente tiene un horario y goza de periodos de vacaciones definidos por un contrato. Para realizar estas labores y tener éxito, las personas se enrolan en las escuelas, realizan especializaciones en universidades e instituciones de prestigio nacional e internacional; generalmente son identificados con la esfera masculina de la vida y en su mayoría lo ejercen los hombres, aunque cada vez más hay mujeres en este ámbito.

El otro tipo de trabajo es el no remunerado y generalmente se asocia con el altruismo cuidado de otras personas como a los ancianos, los enfermos, y los niños.

Este trabajo no tiene compensación económica ; no tiene horario y generalmente abarca las 24 horas del día, 7 días a la semana, 365 días al año.

Quien realiza esta labor es una persona dependiente en lo económico; su esfera de influencia se desarrolla en lo privado y los símbolos de estatus y reconocimiento son al interior. Para desarrollar estas actividades de cuidado por supuesto que la educación es invaluable, aunque los cursos y talleres de actualización, congresos y foros nacionales e internacionales no existen.

Este trabajo se relaciona generalmente con la esfera femenina de la vida, y en su mayoría lo ejercen las mujeres.

¿Cuál de los dos trabajos es más importante que otro? ¿cuál de los dos tipos de trabajos es más necesario para la economía y la sociedad?

LOS DOS, POR SUPUESTO.

Ahora bien, a medida que la sociedad sobrevalora el trabajo remunerado y devalúa el gratuito, hay menos personas (hombres y mujeres) que desean dedicarse al segundo, pues como sociedad hemos dejado de darle la importancia y el valor que tiene a la crianza y la formación de individuos y ciudadanos entiéndase, hijos.

Las mujeres que ahora están dedicadas a la crianza de los hijos de tiempo completo son realmente pilares de la sociedad sobre la cual estamos fincando nuestro país. Además de que es un privilegio estar en la posición de decidir trabajar o no.

Quienes como yo, tratamos de tener los pies en los dos mundos, el remunerado y el no remunerado, tenemos que definir constantemente nuestras prioridades y aceptar –aunque no sea fácil- que no se puede tener todo al 100 por ciento.

Para las que trabajamos y somos madres es muy importante (siempre lo es, pero en este caso más) tener una pareja que comparta nuestra visión de vida, pues la felicidad de los hijos y de los padres, dependerá de la claridad con la que la pareja haya definido las reglas de convivencia y de cargas de trabajo.

Para aquellas mujeres que han tomado la decisión de no tener hijos para dedicarse de lleno al trabajo remunerado las felicito también, pues llegar a ese punto ha implicado un ejercicio ciertamente valiente y maduro.

Las mujeres que son jóvenes, que terminaron sus estudios, que no quieren trabajar y no quieren tener hijos pues... consíganse algo de provecho qué hacer. A ustedes no sé qué decirles, a lo mejor que son las ni-nis del género.

Este Día de las Madres felicito a todas las mujeres quienes por decisión hemos escogido vivir la vida que tenemos enfrente.

SÍGUEME EN TWITTER: @maluisa0808