El Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) lleva seguimiento mensual de siembras y cosechas de los 50 cultivos más importantes (30 cultivos cíclicos y 20 perennes) que cubren alrededor de 85% de la superficie sembrada con cultivos agrícolas y 87% del valor de la producción agrícola.

El reporte del avance de siembras y cosechas del año agrícola 2010 publicado por el SIAP de la Sagarpa, indica que en el año agrícola 2010 se sembró una mayor superficie que el año agrícola 2009, lo que permitió que se obtuviera un volumen de producción mayor que en el 2009.

En particular, durante el ciclo agrícola 2010 se sembró una extensión de 18 millones 645,000 hectáreas, nivel superior en 1.2% al registrado en el 2009. En tanto, la superficie cosechada creció en 9.8% debido a que en el 2010 se registró una menor proporción de siniestros en comparación con el 2009.

Así, el volumen de cosechas resultó superior en oleaginosas, legumbres secas, hortalizas, cereales, forrajes y cultivos industriales. Sin embargo, en las cosechas de frutales se registró una reducción de 2.7% en el volumen de producción, debido a que se presentaron reducciones en naranja, aguacate, limón, papaya, piña y toronja.

En cultivos individuales, destacan mayores volúmenes de producción en maíz grano, maíz forrajero en verde y sorgo grano, con aumentos de 11.2, 30.3 y 14.1%, respectivamente.

Del mismo modo, se aprecian incrementos en los volúmenes de producción de algodón hueso, soya, ajonjolí, cebada grano, cacao y cártamo, con crecimientos porcentuales mayores a 28% respecto al nivel observado en el 2009.

Durante los años agrícolas del 2007 al 2009 se sembraron en promedio 21.8 millones de hectáreas con todos los cultivos agrícolas con un valor promedio de 318,000 millones de pesos reales a valor del 2010.

En el 2010 se estima que se hayan superado las 22 millones de hectáreas sembradas, lo que supone mayores volúmenes de producción en los cultivos principales y un ingreso superior en la agricultura.

Sin embargo, al analizar la tendencia que registra el valor de la producción de los principales cultivos, se aprecia que aún falta incrementar la competitividad de aquellos cultivos que tienen alta demanda del mercado nacional e internacional. El beneficio potencial es enorme para los productores rurales de nuestro país.

*Eligio Esquívez González es especialista de la Dirección de Análisis Económico y Consultoría de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]