Aumenta el atractivo

En el primer trimestre del año, 2 millones 763,839 cruceristas llegaron a los diferentes puertos del país, esto es un crecimiento de 10.3% respecto a igual periodo del año pasado. En el mismo lapso, 935 transatlánticos tocaron costas mexicanas, 4% más respecto a los primeros tres meses del 2018, lo que refrenda la confianza de la industria de cruceros en México, según Princess Cruises, que lleva Ruth Leal.

De acuerdo con datos de la Dirección de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el arribo de barcos de esparcimiento a México sigue al alza, y ahora las costas del Pacífico están tomando mayor auge.

Según Princess Cruises, el crecimiento de 10.3% de cruceristas y 4% en barcos, ya supera las cifras del 2018 y se espera que se mantengan en ese nivel o incluso crezcan en la temporada de verano. Y es que la modalidad de viajar en crucero se ha convertido en una de las más atractivas en el mundo, pues los precios no superan los 100 dólares la noche por persona con todo incluido, excepto bebidas alcohólicas y tours en tierra.

Mayor consumo

La industria de restaurantes en México creció 1% en el primer trimestre del 2019, y se espera una mejoría en lo que resta del año, estimó la National Restaurant Association de Estados Unidos, cuyo representante ante México es Hugo Vela.

Resulta que esta industria que está integrada por más de 500,000 negocios formales puede mejorar su desempeño, el cual está muy ligado al crecimiento económico del país, si introduce, entre otros elementos, el foodservice.

Se trata de un esquema logístico en donde un restaurante recibe en una sola entrega todos los insumos y alimentos necesarios para elaborar su oferta gastronómica y evita acudir a diferentes proveedores o ir a mercados a abastecerse.

Una vez que un restaurante define su margen de operación, el foodservice ofrece un control de ese margen y estandariza las operaciones, lo que ayuda a mejorar costos.

La industria restaurantera en México tiene un valor de alrededor de 250,000 millones de pesos y genera 13% del PIB turístico en el país.

Apaga las velas

El fin de semana, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), que dirige Óscar Rosado, cumplió 20 años de atender y generar una cultura financiera entre los mexicanos.

El organismo adelantó que el gobierno federal anunciará una serie de medidas para promover la educación financiera en el país. Para ello se está en negociaciones con organismos para lograr convenios enfocados a llevar la educación financiera a más mexicanos, entre ellos, el Conalep, el Sindicado Nacional de Trabajadores del Seguro Social y la Concanaco Servytur.

A raíz de la crisis económica de 1994-1995 se planteó la necesidad de contar con un organismo que brindara defensa, protección y educación financiera a la población. Por lo que el 19 de abril de 1999 se creó la Condusef, que en su primer año de operación realizó 93,000 acciones de defensa, y al cierre del 2018 superó los 2 millones; en tanto que, en 20 años, ha llevado a cabo más de 17.6 millones de defensorías en todo el país.

Cautivan al viajero

Muy cerca del volcán Popocatépetl se encuentra el municipio de Tetela del Volcán, el lugar de origen de los coloridos sayones que cautivan a cada visitante durante la Semana Santa.

Estos personajes de gran colorido simbolizan de una manera distorsionada a los soldados romanos y otras figuras de las que recuerdan en esta temporada, cada uno con un significado distinto.

Precisamente la Semana Santa es una de las 42 festividades más importantes del municipio a lo largo del año, pues se puede conocer esta representación que ha trascendido durante años y sigue como patrimonio cultural de Morelos.

Dicha tradición data de la conquista, especialmente de la temporada de mayor apogeo de la evangelización, y los primeros reportes formales se tienen desde 1819, pero ya existían antecedentes de esta representación. Cada año se incrementa el número y este 2019 se calcula una participación de entre 1,200 y 1,500 sayones, la mayoría de ellos pertenecientes a Tetela del Volcán y sus comunidades, aunque se han integrado de los municipios aledaños como Ocuituco.

El sombrero es una de las piezas más características del atuendo de esos personajes, toda vez que es elaborado con papel china en técnica de papel picado y la máscara está hecha de piel de vacuno. La elaboración y confección de los elementos de los trajes forma parte del arte popular y todo comienza desde medio año antes.

Todo un desafío

A medida que crece el uso de energía limpia y renovable en México, su almacenamiento se vuelve uno de los principales desafíos para el país, a fin de evitar que los excedentes de energía se desperdicien y potencializar su generación. Al incorporar el almacenamiento de energía a través de la red eléctrica, por ejemplo, los servicios públicos, comunidades e industria optimizarán sus inversiones en infraestructura y acelerarán la integración de la generación rentable de electricidad renovable.