La producción y el consumo global de arroz se mantienen a la alza y al final del ciclo comercial 2011/12 alcanzarán niveles máximos históricos. Lo anterior, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), que prevé una cosecha y consumo mundial del cereal de 465.4 y 460.0 millones de toneladas, respectivamente. En ambos casos, significa un aumento de 2.7% respecto del ciclo previo.

Debido a que la producción superaría al consumo por séptimo año consecutivo, se proyecta una ligera recuperación en los inventarios mundiales.

La previsión de mayor oferta de arroz obedece al alza de 1.9% en la superficie cosechada, a 160.2 millones de hectáreas, y a un moderado aumento de 0.7% en los rendimientos medios, a 4.33 toneladas por hectárea, con lo cual estas cifras también reportarían un nivel sin precedentes en el sector arrocero.

Lo anterior, como respuesta a los altos precios del grano en el mercado internacional, incluso a pesar del efecto negativo de numerosos eventos climáticos adversos en las principales zonas productoras de Asia, y del generalizado incremento en los precios de los insumos agrícolas, en particular de los fertilizantes.

Cinco países aportan 73.2% de la oferta mundial de arroz: China, con 30.2%; India, con 22.1%; Indonesia, con 8.0%; Bangladesh, con 7.3% y Vietnam, con 5.6 por ciento. Con excepción de este último, se espera que los principales productores incrementen su cosecha.

Debido a que estos países son también los principales consumidores del cereal, y a que el resto de las naciones asiáticas importadoras habituales cuentan con suministros internos suficientes para abastecer su demanda, se espera que los volúmenes comercializados en el mercado internacional se reduzcan a una tasa anual de 3.1 por ciento.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) pronostica que el consumo per cápita aumentará a 56.8 kg por año, frente a 56.5 kg en el 2010/11, aun cuando en algunos países los precios internos están muy por encima de sus niveles de hace un año. En los países en desarrollo se estima que el consumo per cápita se ubique en 67.8 kg, y en las naciones desarrolladas en 12.2 kg por año.

El dinamismo del sector arrocero mundial se refleja en mayor disponibilidad del cereal, cuyos precios en los mercados de exportación mantienen tendencia a la baja desde el pasado mes de octubre.

*Darío Gaucín es especialista en la Subdirección de Investigación Económica de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]