Los empresarios gasolineros están nerviosos. Tienen una fortuna invertida en sus empresas y están viviendo un cambio total en el modelo de negocio.

Cuatro grupos dominan el mercado de gasolineras en Monterrey y la participación de éstos sigue creciendo. ¿Cómo afrontará esto la Comisión Federal de Competencia Económica?

Las 11,500 estaciones de servicio que hay en México emplean a alrededor de 400,000 personas. En Brasil y Argentina hubo una política pública para evitar que la apertura del sector energético borrara los empleos en las gasolineras. ¿Cómo acotará el gobierno de México este riesgo?

Antes de la reforma energética, Pemex era el responsable de garantizar el abasto de combustibles. La paraestatal se hacía cargo de poner gasolina en zonas de difícil acceso, al mismo precio que en las poblaciones conectadas a la infraestructura de abasto. Ahora Pemex debe tomar en cuenta costos y rentabilidad. ¿Quién protegerá el abasto en las localidades donde es antieconómico llevar gasolina?

El 1 de enero del 2016 nacerá una nueva época en materia de gasolineras. Las tres preguntas con las que empieza esta Caja fuerte son algunas de las incógnitas que deberán despejarse en los próximos meses. La especulación sobre cuánto será el precio de la gasolina se ha llevado los titulares de los periódicos, pero hay una infinidad de temas de gran impacto de los que se habla poco, fuera del círculo de profesionales de la industria.

¿Cómo actuará la Cofece en una rama de actividad tan propensa a las prácticas anticompetencia? Ésa es una de las grandes cuestiones. Pemex es un agente preponderante y deberá sufrir medidas asimétricas para mitigar el daño que podría generar en algunos mercados, pero... sería un error pensar que la ex paraestatal es el único agente con poder sustancial. El servicio de pipas que transportan combustibles es un oligopolio, donde coexisten empresas del sindicato con compañías de políticos. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

En Estados Unidos, 16% es la participación máxima que una empresa puede tener en un mercado específico de gasolineras. En México, falta por definir el criterio. Hasta ahora, una fuerte participación de mercado no significaba casi nada, en la medida en que el precio era fijo y el abasto estaba garantizado por el gobierno. Con la liberación del mercado, tener una participación sustancial abriría la puerta a muchos riesgos. ¿Cómo afectará la política pro competencia los planes de una empresa como Oxxo Gas? ¿Qué prioridad tendrá el mercado de estaciones de servicio para la Cofece?

La infraestructura gasolinera mexicana vale alrededor de 300,000 millones de pesos y cuenta con 11,500 estaciones de servicio. El 75% está en manos de empresarios que tienen tres o menos gasolineras y 25% pertenece a grupos grandes, que quieren crecer. El escenario será más interesante con la llegada de corporativos globales, como Chevron, Exxon y Shell. En países como Chile, las multinacionales se quedaron con todo, después de la apertura. Luego los globales empezaron a retirarse y volvieron las nacionales. Ahora 40% está en manos de empresas chilenas.

Los empresarios gasolineros están nerviosos. Tienen una fortuna invertida en sus empresas y están viviendo un cambio total en el modelo de negocio. Corrección: no es un cambio, les está cayendo un meteorito. Cambian las reglas del juego, los árbitros, los competidores y las condiciones económicas del negocio. Se solicitan valientes.

[email protected]