Cada año, hay un día que es diferente para la Comarca Lagunera. No es cuando gana el campeonato de futbol el equipo de la región, Santos Laguna. Es el día en que se corre el Maratón Internacional Lala.

Este evento literalmente mueve a la Comarca. La derrama por concepto de turismo de ese fin de semana ronda los 40 millones de pesos tan sólo por llegada de corredores para participar en la prueba de los 42.19 kilómetros.

Hay cálculos que precisan que por cada corredor llegan entre una y dos personas más que lo acompañan, es decir, que el participante no viaja solo, y ellos, al igual que él, comen y se hospedan en la región.

Ese día, los taxistas van del aeropuerto y la estación de autobuses a los hoteles -que se ocupan todos a 100%-, de los hoteles al Tec de Monterrey, que es la sede en la que realiza la expo y la famosa cena de carbohidratos, además de autobuses particulares que trasladan grupos de corredores del Distrito Federal, Monterrey, Chihuahua y Guadalajara, entre otros puntos del país y recorren las calles de Torreón.

Los restaurantes se llenan y todos se reconocen entre sí, el común denominador es que el domingo 3 de marzo se formarán miles de corredores en la línea de salida para una vez más correr el Maratón Internacional Lala.

Este marzo, el maratón ha tomado algunas modalidades porque celebra sus bodas de plata, cumple 25 años de realizarse de manera ininterrumpida, aun cuando existen temas como el de la inseguridad de la región que han puesto en riesgo que se celebre este evento en alguna ocasión.

En este edición, los organizadores han integrado el programa Corre por una Causa, se trata de sumar a corredores, patrocinadores, voluntarios y público en general para luchar contra la pobreza, impulsar la salud, apoyar a niños en orfandad y luchar contra la discapacidad, entre otras carencias sociales, como parte del compromiso de los organizadores del Maratón Internacional, que son los municipios de Torreón, Coahuila, Gómez Palacio y Lerdo ambos de Durango, la Conade y desde luego la empresa de lácteos Lala.

El mayor mérito de este maratón es que ya se ha convertido en el más importante de América Latina, uno de los puntos es que es el 42K con la mayor bolsa en efectivo del país, ya que ofrece más de 3 millones de pesos, además del bono por romper el récord varonil –de 2 horas 8 minutos y 17 segundos que impuso Hillary Kimaiyo en la edición 2010-, que será de 750,000 pesos.

Este año, el comité organizador del maratón espera que se rompa el récord de asistencia al contar con 4,500 corredores; el ejemplo la Comarca Lagunera, con el impulso al turismo deportivo a través de las carreras, en especial las de 42K, ha impulsado a ciudades como Querétaro, Ciudad Juárez, Mazatlán, Puebla, Guadalajara, Aguascalientes, Tajín, Cancún y San Luis Potosí, entre otros; ya tienen su competencia de 42K.

El año pasado, este reportero entrevistó a Rubén Romero –director del Maratón Lala- y, entre otras cosas, afirmó que además de la derrama económica existe una de tipo intangible en el corto plazo, que él llama la derrama de salud y que impacta directamente en la productividad de la localidad que corre por deporte, además de un aspecto de integración social, y es de resaltar que le llaman la gran fiesta deportiva de la Comarca Lagunera, porque si bien llegan corredores de todo el país, en su gran mayoría son corredores y corredoras de la región que se entrenan para que ese día, tan sólo ese día, sea diferente para la Comarca Lagunera y se tenga turismo deportivo y no sólo de negocios.

Mexicana ¿como el ave fénix?

Esta semana –viernes 25 de enero- vence el plazo que fijó la jueza a cargo del concurso mercantil, Edith Alarcón Meixueiro, para que los inversionistas interesados en adquirir la línea aérea comprueben que son financieramente viables.

La lista de postores por Mexicana de Aviación es tan larga como el tiempo que lleva en tierra la línea aérea; la semana pasada, otro grupo de inversionistas se acercó a la empresa como casi todas, a través alguno de los sindicatos; el efecto ha sido que literalmente emocionan a los trabajadores con cuentas de vidrio, los mandan como gestores, abusando de la vulnerable condición que tienen los empleados al luchar por recuperar sus puestos de trabajo.

Esperemos que en esta ocasión el postor en turno abra la chequera y que no tenga cheques de plástico; ése es, sin duda, el escenario optimista, pero en el horizonte, por desgracia, no se ve que llegue inversionista alguno. Al tiempo.

[email protected]