Malos tiempos estos del 2014. Para mí -el burro por delante- y para el país.

Para mí, atropellamiento con pierna magullada, operación de pulmón, reaparición de fibrosis auricular. Dolores y torpeza crecen inexorablemente. Me hubieran visto la otra mañana: limpísimo cielo azul, sol refulgente, frío del cocol. Me pareció fácil echarme en el suelo del vestidor, único lugar soleado en los altos de la casa, armado de bloc, pluma Bic y carpeta para apoyar. Entré en calor pero nunca pensé en lo terrible que sería ponerme de pie: cualquier movimiento, arduo y doloroso; primer tiempo, ponerme en cuatro patas; segundo, apoyar el brazo en el asiento de la silla y tercero, impulsarme penosamente para recuperar la posición erecta, característica de los humanos.

Malos tiempos para el país, aunque no los únicos ni los peores. La gritería de unos cuantos no deja ver la realidad de la enorme mayoría.

Varios ángulos.

  1. Las izquierdas, que no son parejas pero tienden a lo mismo, conseguir el poder a como dé lugar. Una pequeña fracción son los ultras, saqueadores, vándalos, violentos y destructores; entran jóvenes revolucionarios, centes, cetegs, luzyfuerzas, sindicatos y estudiantes inoculados por la protesta infundada, manipuladora y estéril. Forzudos y panzones. ¿De dónde sale el dinero? Los intelectuales antisistema. El PRD, desdibujado, agonizante. ¿A dónde se irá su ex líder moral? Que si éste es el líder moral, mal andamos: mucha fama gratuita y poco pensamiento.
  2. Las derechas. El PAN, desaparecido. El PRI, desacreditado de la cabeza a los pies.
  3. Los corruptos. No, para nada somos todos, pero sí muchos y muy dañinos. En todas partes.
  4. Los millones de pobres silenciosos, carne de cañón por donde el viento ayude.
  5. Los ricos, monopolizan rentas y quieren más. Todo les importa un pito, ya tienen dinero en el extranjero a buen recaudo.
  6. Los gobernantes estatales y municipales, feudos opacos y pretenciosos, compran votos por medios inconfesables.
  7. Los delincuentes: narcos, nacos, secuestradores, asesinos, ladrones, extorsionadores, etcétera.
  8. Don Andrés Manuel y su Morena -no precisamente de la copla- arrastra ingenuos. Postura fácil la de poner zancadilla; risita irónica porque más gana mientras más revuelto el asunto esté.
  9. El gobierno, angustiado y azorado. Dicen que hace su mejor esfuerzo. Otros que no debe hacer lo que hace sino otras cosas.
  10. La gran mayoría de buena voluntad, confundida. Si levanta la voz, esto saldrá adelante más pronto de lo que se espera.

[email protected]