Luego de años de discusiones, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) prorrogará parcialmente a MVS sus títulos de concesión en la banda 2.5 y licitará el espectro radioeléctrico restante. El precio de mercado que defina la licitación será el precio que pague MVS por las concesiones prorrogadas.

La SCT, encabezada por Dionisio Pérez Jácome, está a punto de definir los términos y condiciones para la prórroga parcial de la banda 2.5 Gigahertz (GHz) en la que MVS, de Joaquín Vargas; tiene 190 Megahertz (MHz).

Se trata de la banda más eficaz para ofrecer servicios de telecomunicaciones de última generación, principalmente Internet por teléfono móvil en banda ancha de alta velocidad.

La definición de la SCT será eso: una prórroga parcial. Y es que de los 190 MHz que a la fecha tiene MVS, se le prorrogarán alrededor de 100 MHz, poco más o poco menos.

Y el resto será licitado y con base en el precio de mercado que se oferte por el tramo, se determinará el precio que pagará MVS por concepto de contraprestación para la prórroga de sus concesiones.

El monto económico que pague el grupo de la familia Vargas entonces ya no sería un precio unilateral fijado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de Ernesto Cordero, con base en referencias internacionales, sino que sería un precio definido por la competencia entre los postores que participen en la licitación del espectro radioeléctrico que se someta a puja.

Será un precio de mercado, con lo que acabará la larga discusión, el estira y afloja. Y será el clásico, ni tú ni yo: el precio que definan los postores.

SCT: la fecha fatal

Dionisio Pérez Jácome ha reiterado que para antes de que concluya el primer semestre del 2011, el reordenamiento de la banda 2.5 estará listo. Y lo más probable es que no se cumpla antes del próximo viernes 30 de junio, porque todavía falta amarrar el esquema en el que hasta ahora se ha avanzado.

Se excederá el plazo en un par o hasta tres semanas más.

Todavía falta que se termine el análisis técnico del esquema para determinar el tramo de Megahertz que se le prorrogarán a MVS.

Además, falta por decidir si será sólo un paquete o varios los que se armarán con el espectro que no se le prorrogue a MVS y que será sometido a licitación.

También se tiene que determinar en la Dirección de Asuntos Jurídicos de la SCT, que lleva Gerardo Sánchez Henkel, el esquema jurídico idóneo para que esté blindado el acuerdo entre las partes y eliminar la posibilidad de una controversia referente al espectro que no se prorrogue a MVS. Ésta pagaría la contraprestación hasta que se realice la licitación del espectro que no se le prorrogará y se determine el precio de mercado con el que se adjudicará a sus competidores. MVS pagará exactamente el mismo precio por el que se puje por el otro paquete.

La prórroga a los títulos de concesión de MVS no se someterá a licitación porque se trata de eso, de una prórroga.

Competencia, los límites

El esquema que está definiendo la SCT tiene como principal objetivo fomentar la competencia en el uso y explotación de la banda 2.5 GHz. Por eso se les ocurrió que la fijación de la contraprestación la defina la licitación del espectro que no se le prorrogue a MVS, derivado de una puja entre los interesados.

De esa forma se descarta la fijación del monto de la contraprestación de manera arbitraria o unilateral por parte de la Secretaría de Hacienda.

Pero MVS, además del pago de la contraprestación, tendrá una serie de limitantes con el propósito de que se registre una competencia intensa entre distintos proveedores para prestar el servicio de banda ancha inalámbrica.

MVS tendrá -como lo ha solicitado y hecho público- la posibilidad de operar como carrier de carriers (operador de operadores).

Pero al mismo tiempo tendrá que aceptar la competencia de otros operadores y competir en condiciones equitativas.

La definición de quién podrá participar en la licitación y quién no la hará la comisión antimonopolios, que preside Eduardo Pérez Motta.

Pero está claro que mientras mayor sea la participación entre los operadores existentes y los nuevos operadores, más exitosa será la licitación y la operación de la banda 2.5 GHz.

Por lo pronto, esta semana siguen las negociaciones entre las partes.

CUENTOS VERAS

Finalmente fue designado Héctor Olavarría Tapia como Subsecretario de Comunicaciones. Es de profesión abogado y tiene una maestría en Derecho Económico Internacional en la Universidad de Warwick, Reino Unido. Sus cartas credenciales muestran un desempeño profesional muy ligado al ámbito de las telecomunicaciones y al fomento de la competencia en el sector. Incluso, fue candidato a dirigir la Oficina de Desarrollo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Al optar el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, por reactivar la Subsecretaría de Comunicaciones, acéfala desde la salida de Gabriela Hernández, deja clara su intención de mantener la fuerza en la determinación de políticas públicas del sector desde el gobierno federal. Habrá noticias en breve, sobre acciones que buscarán eliminar la doble ventanilla.