La decisión del gobierno federal de no refrendar las concesiones vencidas en la banda 2.5 Gigahertz al Grupo MVS derivó en una reacción virulenta de la empresa que encabeza Joaquín Vargas en contra de otro de los grandes operadores en el mercado de las telecomunicaciones: Televisa, de Emilio Azcárraga Jean.

MVS acusa a Televisa de obstaculizar la competencia y señala al consorcio televisivo como el responsable de que el gobierno federal no le refrende sus concesiones.

Sin embargo, y más allá de los ataques de MVS en contra de la televisora, lo cierto es que la empresa radiofónica también reconoce que no ha podido ponerse de acuerdo con el gobierno en un tema fundamental: el pago de la contraprestación económica para la renovación de las concesiones.

Licitación, el filo de la Corte

Tal vez por ofuscamiento MVS no ha reparado en que en realidad está obligando al gobierno a tomar la decisión de no refrendar sus concesiones; no es la pretendida fuerza poderosa y oscura de Televisa, sino la abierta y pública decisión de la Corte la que obliga a licitar las concesiones vencidas de aquellos operadores que pretenden ofrecer nuevos servicios.

En el colmo de lo paradójico, MVS está siendo víctima de la llamada ley Televisa que, en su momento, el grupo radiofónico aplaudió con entusiasmo. Y es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó en su sentencia de la ley Televisa del 2007 que cuando venzan las concesiones de algún concesionario y se pretenda ofrecer un nuevo servicio, tiene que realizarse una licitación pública.

Lo que resulta evidente es que una licitación pública permitiría conocer el valor de mercado de la revaluada banda 2.5 Gigahertz, que hoy sirve para ofrecer servicios de Internet desde dispositivos móviles en banda ancha de alta velocidad.

Hay que recordar que pasaron muchos años sin que MVS y Hacienda pudieran ponerse de acuerdo en el monto de la contraprestación económica que le cobraría el gobierno a la compañía por refrendar sus concesiones.

El famoso 4G, que no es otra cosa más que el servicio añadido de Internet móvil de alta velocidad a los servicios de voz, video y datos.

Litigios, el camino largo

Por otra parte, resulta interesante observar que ni Televisa ni algún otro operador tiene litigios contra MVS.

Hasta ahora, es MVS la que mantiene una gran cantidad de litigios para evitar que le quiten las concesiones vencidas.

Y es la propia empresa MVS la que mantiene litigios en contra de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

A los comisionados de la Cofetel, incluso llegó a enderezarles denuncias penales.

Banda 2.5 GHz, cambio ?de paradigma

Por otra parte, también es una realidad que el cambio de uso de la banda de 2.5 GHz es parte de una transformación en el plano internacional.

En el 2008 se observó el cambio de criterios en la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la Citel, con el propósito de reorganizar el uso de las distintas bandas de radiofrecuencias.

Ese mismo año se actualizó el cuadro nacional de frecuencias y se decidió que la banda 2.5 GHz se dedicara a la prestación del servicio de Internet móvil.

Por eso es que la banda 2.5 GHz se ha vuelto tan relevante en el mundo y no sólo en México.

A través de esta banda se pueden ofrecer servicios de última tecnología.

Hasta ahora no hay un solo país que le haya entregado 190 MZegahertz a un operador de televisión por microondas, a partir de la reorganización de las bandas ordenada por la UIT.

MVS acusa a Televisa de su fracaso en el negocio de explotación de Internet móvil y recuerda incluso que la televisora pretendió comprarle parte de su espectro.

Es cierto que Televisa es un competidor de creciente importancia en el negocio de las telecomunicaciones, pero lo que en realidad está truncando los deseos de MVS de mantener el tesoro de las telecomunicaciones –como se considera hoy a la banda 2.5 GHz– es la decisión de la Corte, además de la falta de acuerdo entre gobierno y empresa, lo que está desmoronando tal posibilidad; más allá del poder omnipresente que MVS le atribuye a Televisa.

En la medida en que el camino está lleno de litigios, el tema está muy lejos de ser resuelto pero la decisión del gobierno federal de no refrendar por la vía de los hechos las concesiones de MVS, no deja lugar a dudas que se trata de una definición clara y contundente de obediencia y estricto apego a la ley.

CUENTOS VERAS

¡Duro golpe al uso del clembuterol y otras sustancias tóxicas! Con las modificaciones al artículo 456 de la Ley General de Salud, recientemente aprobadas por la Cámara Diputados, se endurecen las penas contra el uso de sustancias tóxicas como el clembuterol y se da un primer paso para combatir este problema de salud pública.

Ahora le toca a las cadenas de autoservicio poner de su parte y surtirse sólo de industriales y empresas que cuentan con rastros Tipo Inspección Federal (TIF), que cumplan con la norma internacional de buenas prácticas pecuarias y estén certificadas como empresas libres de clembuterol. Ojalá.

Twitter: @marco_mares

[email protected]